Dispersan con gas lacrimógeno a comerciantes de Las Pulgas

Comerciantes se agrupan en los alrededores del casco central de Maracaibo

En horas de la mañana de este lunes, un grupo importante de comerciantes se apersonó en el casco central de la ciudad de Maracaibo para intentar acceder al mercado popular de Las Pulgas, pero fueron reprimidos por las autoridades.

Esta situación se registra tras la ejecución de la medida de cierre del popular mercado en la capital zuliana de manera indefinida ordenada por el ejecutivo regional, por un brote de COVID-19 vinculado a dicho mercado.

Los comerciantes están pidiendo a las autoridades que les permitan retirar sus mercancías, pues denuncian que algunos depósitos han sido violentados y temen ser robados.

Los comerciantes corren por una de las calles adyacentes al casco central para huir del gas lacrimógeno

María Cristina González, coordinadora general del Consejo de Comerciantes, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias, que tras conversaciones con los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, habían acordado pasar en grupos de 50 para retirar la mercancía.

Sin embargo, explicó González, que en el momento de del ingreso se estaban colando personas ajenas a la actividad comercial del mercado, lo que generó la situación de violencia y la consecuente acción de represión.

Relató que durante la acción militar, se encontraban más de 300 comerciantes en las cercanías de la estación Libertador del Metro de Maracaibo, donde fueron apostadas dos tanquetas de la GNB desde este domingo.

Esta estación está ubicada en la calle 100 Libertador, y representa uno de los accesos al casco central de la ciudad de Maracaibo.

La comerciante denunció que además de ser dispersados con gas lacrimógeno fueron perseguidos por funcionarios militares varios metros.

Llamado a las autoridades

María Cristina Gonzáles hizo un llamado a las autoridades en todos los niveles de gobierno. Pidió al presidente Nicolás Maduro, al gobernador Omar Prieto y al alcalde Willy Casanova, que les permitieran retirar la mercancía, pues es su patrimonio.

Recordó que son más de 6mil comerciantes los que hace vida tan solo en el propio mercado Las Pulgas y que resultan afectados, además de los que se ubican en el resto del casco central de la capital zuliana.

Aseguró, que comprenden la medida de cierre por el brote de COVID-19, y agregó que no se oponen a ella, pero lo menos que esperan es poder asegurar lo único que les queda, que es su mercancía.

Doblemente reprimidos

Cerca de las 11 de la mañana los funcionarios militares lanzaron gases lacrimógenos por segunda vez en la mañana de este lunes.

Edgar Naranjo, comerciante del popular mercado aseguró a Radio Fe y Alegría Noticias que algunas personas habían sido detenidas por los funcionarios de la GNB al momento de la represión. Aunque no pudo precisar el número de detenidos, aseguró que se encontraban en un Convoy de la GNB.

Naranjo agregó que ya en intervenciones pasadas a este mercado por parte de las autoridades, han sido robados. Dijo, que la vez pasada perdió hasta su registro de comercio que lo tenía en su puesto de trabajo.

Caminaron kilómetros para ir por su mercancía

Entre tanto, quienes hacen vida comercial en el casco central de la ciudad de Maracaibo y habitan en el oeste de la ciudad, caminaron kilómetros para intentar retirar su mercancía.

Antonio Chango, representante de las rutas de transporte del peste de la ciudad, aseguró a Radio Fe y Alegría Noticias que no habían prestado servicio este lunes, pues las las autoridades habían ordenado la paralización de las mismas.