Para Maduro informe de la UE buscaba «dañar el proceso electoral»

Nicolás Maduro
Foto: VTV

El Presidente Nicolás Maduro atacó a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea al calificarlos como «espías» el domingo por la noche. Con este pronunciamiento, el mandatario nacional asume la misma línea del diputado Diosdado Cabello, quien también utilizó el mismo epíteto antes de las elecciones.

«No eran veedores internacionales. ¡Espías de la Unión Europea! Vinieron a espiar el proceso venezolano y a buscar un solo elemento para agrandarlo, multiplicarlo y tratar de manchar», alegó el gobernante.

«No encontraron nada», complementó el Jefe de Estado Nicolás Maduro, quien mostró su rechazo al informe de la MOE-UE que evidenció algunas fallas del sistema electoral venezolano.

El presidente negó que hayan ocurrido irregularidades durante el proceso electoral tal como lo asegura el informe preliminar de la Ubión Europea y que expuso a los medios de comunicación la jefa de la delegación Isabel Santos.

«Quienes vinieron como enemigos, la delegación de espías de la Unión Europea, no encontraron ni un elemento para criticar el sistema electoral», afirmó el mandatario.

Sobre el proceso electoral del 21 de noviembre, aseguró que en Venezuela se realizaron elecciones «transparentes, confiables, justas, seguras y libres».

De acuerdo con Maduro, el informe de la MOE-UE está lleno de «errores e improvisaciones» y el objetivo era dañar el proceso electoral, a su juicio.

Días antes de los comicios advirtió duramente a los delegados que «se bajan de esa nube, comisión de la Unión Europea, se ponen bien humilditos y respetan la legalidad nacional de Venezuela», sentenció el gobernante al tiempo que señaló que ese supuesto proceder responde «a los viejos conceptos colonialistas y de superioridad, que pretenden imponer por la vía del chantaje directo e indirecto».

¿Qué molestó a Maduro?

La MOE-UE tildó las inhabilitaciones como «arbitrarias» que violaban los derechos políticos y constitucionales.

También evidenció irregularidades como el uso de recursos públicos del Estado por parte del oficialismo sacando una clara ventaja sobre la oposición. Además hizo referencia a las decisiones de las instituciones para inhabilitar a sus contendores como parte de una estrategia política a su favor.

«Nuestra misión ha podido constatar la falta de independencia judicial, la no adherencia al Estado de derecho y que algunas leyes afectaron la igualdad de condiciones, el equilibrio y la transparencia de las elecciones»,