¿Tiene Venezuela un plan de vacunación masiva?

Foto: Alexander Medina/Radio Fe y Alegría Noticias

Ya ha pasado un mes desde que el Ministro de Salud, Carlos Alvarado, anunció el inicio de la jornada de vacunación masiva contra la COVID-19, pero cada vez más son las quejas por parte de los ciudadanos que exigen un plan de vacunación inclusivo y transparente.

Algunos expertos han considerado que el proceso de vacunación es lento, además que las autoridades han sido bastantes herméticas ya que no se cuenta con un cronograma público de vacunación.

Mientras tanto, en los centros de vacunación en Venezuela se pueden visualizar largas colas que son motivadas porque solo se han dispuesto entre uno y cuatro puntos por estado, siendo prioritarios aquellos que portan el carnet de la patria y de la tercera edad.

El director de la Asociación Civil Convite, Luis Francisco Cabezas, señaló que la jornada de vacunación en Venezuela se está desarrollando de una manera improvisada y que los centros donde se está llevando a cabo se están convirtiendo en focos de contagio masivo, ya que considera que no se cumplen las medidas de bioseguridad.

La Alianza Rebelde Investiga integrado por los medios El Pitazo, Runrunes y Tal Cual,  marca en su  Vacunómetro, que hasta el 30 de junio se habían aplicado 2.175.561 dosis de las 3.230.000 que llegaron al país proveniente de Rusia y de China. Las 1.054.439 restantes, aseguran que no existe evidencia pública donde se encuentran.

Por su parte, el presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró a principios de este mes, que el 11% de los venezolanos han sido inmunizados y que entre los meses de julio, agosto y septiembre ya contabilizarían unos 22 millones de vacunados. Pero hasta el 30 de junio, a Venezuela apenas habían llegado 3.230.000 dosis de vacunas rusas y chinas, lo que apenas representa el 7,3% de lo proyectado.

Entre tanto, la preocupación invade a los gremios sanitarios y científicos del país con la llegada de la vacuna cubana Abdala, la cual no cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud ni de de la Organización Panamericana de la Salud, y cuya aplicación ha sido promocionada ampliamente por el gobierno.

Precisan que su preocupación se base en que el resultado de las investigaciones de esta vacuna no fue publicado en revistas científicas, como funciona regularmente el protocolo, sino en el periódico Granma, órgano oficial del partido comunista cubano, que reseña que el producto fue evaluado por comités independientes de ese país.

También desde diferentes regiones llegan Radio Fe y Alegría Noticias ha podido recoger reclamos de varios ciudadanos por la tardanza en la aplicación de la segunda dosis, tanto de la rusa Sputnik V y la china Vero Cell.