A 5 años del acuerdo de paz en Colombia han sido asesinados 1.270 activistas

Foto: referencial web

El 24 de noviembre de 2016, el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC firmaron un acuerdo para poner fin a 50 años de conflicto armado. 

El Acuerdo de Paz definia en ese entonces el esclarecimiento de la verdad, el procesamiento jurídico de violaciones a los derechos humanos, el respeto y la reparación de las víctimas y la protección contra más violencia en el futuro.

La meta era impulsar una amplia reconciliación social y así lograr una paz duradera. La ejecución fue difícil: sobre todo en la lucha contra las causas del conflicto, el proceso de paz no ha cumplido con las expectativas; y los constantes asesinatos de líderes sociales y de exguerrilleros son señales de un clima de violencia que perdura.

Desde el pacto para el desarme de una de las mayores guerrillas de América Latina, las FARC, al menos 1.270 lideres sociales han sido asesinados; 155 han muerto en lo que va de 2021.

Líderes indígenas asesinados

Las comunidades indígenas han estado históricamente marginadas en sus territorios y han sufrido especialmente el conflicto armado en Colombia.

La Defensoría del Pueblo de Colombia había emitido una alerta para el municipio de Buenos Aires por la presencia de grupos armados irregulares en la zona.

La defensoría sostienen que en el departamento del Cauca se movilizan los siguientes grupos armados ilegales: Columna Móvil Jaime Martínez del CCO, Frente Diomer Díaz de la Segunda Marquetalia.

Unos 269 líderes indígenas han sido asesinados, desde el gobierno del actual presidente Iván Duque, según un informe de 12 organizaciones sociales

Guerra intensificada por disputa de el territorio

Según el gobernador misak, que este año dejará su cargo luego de dos años, durante los tres años en los que el mandatario conservador Iván Duque lleva en el poder «se ha intensificado el conflicto, la guerra, la disputa por el territorio, pero también el control de las vías del narcotráfico», reseña la agencia afp.

Otra de las razones, es que en el departamento del Cauca, se ha derivado la violencia en las rutas para transportar la droga – recrudeciendo las masacres semanales, atenuado con un abandono estatal patente y la falta de servicios básicos en las zonas más remotas de la región.

En la región, punto estratégico para la salida de la droga desde la montañosa Cordillera Occidental hacia el Pacífico colombiano, hay al menos 17.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca, unas 300 hectáreas de marihuana y 160 hectáreas de amapola, según las autoridades caucanas.

Unos cultivos que, como las mismas comunidades locales atestiguan, han incrementado en los últimos años, así como la pelea entre los diferentes grupos armados por su control.

Guterres en Colombia

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llegó este lunes 22 de noviembre a Colombia donde asistirá durante dos días a varias actividades de conmemoración del quinto aniversario de la firma del acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno y la extinta guerrilla de las FARC.

A su llegada, el secretario general afirmó que se trata de una visita «de solidaridad con el pueblo colombiano que da hoy al mundo un ejemplo muy importante de afirmación de la paz», en un momento en el que «desafortunadamente vemos tantos conflictos».

«Es muy importante esta visita con ocasión del quinto aniversario del acuerdo entre el Gobierno y las FARC porque lo que hace justamente es refrendar todos los avances que ha logrado la implementación de ese acuerdo», consideró la canciller Marta Lucía Ramírez.

Por su parte, Ruiz Massieu afirmó que la presencia de Guterres en Colombia «es un mensaje para que el país persista en el camino de la paz y la reconciliación».

Para este miércoles, cuando se cumplan los cinco años de la paz, Duque y Guterres participarán en el acto central que tendrá lugar en la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el tribunal ad hoc creado para juzgar crímenes de guerra y lesa humanidad durante el conflicto, donde también participarán víctimas y otros representantes.

Fuente: efe, afp, indepaz, dw