Complejo fronterizo en Chile es “la nueva cárcel” de migrantes venezolanos

700 migrantes venezolanos estarían inmovilizados en el complejo fronterizo Chacalluta. Foto: Archivo web.

98 venezolanos estarían varados entre Ecuador y Perú en tránsito hacia Chile y otros 700 estarían en el complejo fronterizo Chacalluta Arica en medio del frío y a la intemperie.

Migrantes venezolanos han cuestionado la medida asumida por el gobierno chileno en medio de un tránsito interrumpido que los obliga a seguir en el complejo fronterizo Chacalluta después de las nuevas políticas migratorias restrictivas

Este complejo está ubicado en territorio chileno, sin embargo, se ha convertido en una especie de “cárcel” por cuanto no pueden seguir el tránsito hacia ninguna región del país porque las autoridades locales priorizan la entrega de visa de turistas y no las de responsabilidad democrática.

El Estado chileno exige pasaporte visado, cédula de identidad, certificado de antecedentes y otros documentos que deben ser gestionadas en Venezuela, sin embargo, la falta de funcionamiento adecuado del Servicio de Administración, Identificación, Migración y Extranjería, Saime, ha impedido tales gestiones.

En el caso de los venezolanos que no pueden poseer la visa de turista por su condición de migrantes, Chile debería otorgar visas de responsabilidad democrática pero no las han entregado, aseguran los vulnerados.

El Estado chileno no solo exige la visa y el pasaporte, sino también ha paralizado la entrega de pasaportes que permitan ingresar al país como refugiados al otorgar únicamente la visa de turistas a venezolanos que migran estipulando un determinado tiempo de estadía en el país sureño.

La crisis en la frontera chilena comenzó a inicios de la última semana de junio y apenas este 25 de junio, las víctimas del cambio de política migratoria en la frontera chilena emitieron un comunicado con la ayuda de una organización religiosa.