Con calor duermen en el 23 de Enero de Maracaibo por falta de electricidad

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Sin servicio eléctrico permanecen 24 familias del barrio 23 de Enero desde hace más de cinco meses debido a la explosión de un transformador que convirtió los días y las noches en sufrimiento.

Vecinos relataron que en noviembre del pasado año la falta de energía eléctrica le arrebató la vida a una de las habitantes del mencionado barrio, que se encontraba hospitalizada en su casa y no pudo prender el tanque de oxígeno para recibir la terapia.

Esta comunidad se encuentra ubicada en la parroquia Cristo de Aranza del municipio Maracaibo, donde otras comunidades como La Ranchería también reportan estar sin electricidad por la falta de reparación o sustitución de los transformadores.

Iliana Contreras, líder comunitaria de 23 de Enero, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que tras conversaciones con el alcalde Willy Casanova, él aprobó la sustitución del transformador. Sin embargo, hasta la fecha continúan a oscuras.

“Estamos 24 casas afectadas donde hay niños, personas encamadas, con discapacidad y todavía nada que nos dan respuesta… Queremos que nos den una respuesta concreta”, explicó.

Contreras agregó que tienen pruebas sobre la gestión que han realizado hacia los entes del Estado para recibir atención al respecto. Recordó que tienen una carta de cómo el pasado 3 de diciembre se le entregó el transformador a Julio Rincón, enlace político del alcalde Casanova.

Por su parte, María Chiquinquirá Camba, de 85 años, manifestó que durante la campaña política Casanova les prometió que en menos de dos meses tendrían el transformador.

“Pasó la campaña y me quedé esperando el transformado. No sé por qué nos hablan con mentiras. Siempre que lo veo me dice ‘sí viejita, yo te voy a dar el transformador’”, reclamó.

Camba expresó que duerme con “calor y zancu’os” sin contar con alguna alternativa.

 Pueden ser más familias sin electricidad

Las familias afectadas han obtenido un arrimo por parte de los vecinos de la otra calle que dependen de otro poste, quienes los han apoyado permitiéndoles que se conecten y puedan al menos encender ventiladores y bombillos durante la noche.

Hayde Boscán, una de las vecinas que de manera solidaria apoya a tres familias más, manifestó estar preocupada “porque si bien están ayudando, no pueden esperar tanto tiempo, porque también podemos ser afectados porque tenemos un transformador que también está afectado”.

Boscán explicó que se registran varios bajones en un día. Además, que no es la primera vez que se daña un transformador en el barrio.

“Ya son tres veces porque el transformador de la esquina lo cambiaron y a nosotros nos tuvieron que poner uno que estaba nuevo pero no era así. Tuvimos que comprar una pieza para que pudiera funcionar”, detalló.

De esta manera, la comunidad del 23 de Enero levanta la voz hacia las autoridades del estado Zulia para que agilicen la sustitución del transformador que les permitirá mejorar su calidad de vida. Además, para evitar que ocurra una desgracia debido a la sobrecarga eléctrica existente.