Convocan marcha en Cuba para el 20 de noviembre

foto: Referencial web

La organización Archipiélago, una iniciativa ciudadana con más de 21.000 miembros que defiende la búsqueda de consensos en la construcción de una Cuba para todos, hizo pública una carta para realizar una marcha ciudadana.

La carta fue entregada en las oficinas del gobierno de La Habana y en el Consejo de la Administración de La Habana Vieja en la que informa de la celebración el próximo 20 de Noviembre de una marcha pacífica a favor de los derechos humanos y contra la violencia.

Una veintena de ciudadanos firmaron el documento, entre ellos el dramaturgo Yunior García Aguilera, el artista Julio Llópiz Casal y los activistas Manuel Cuesta Morúa y Marthadela Tamayo.

La manifestación exigirá que se «respeten los derechos de todos los cubanos, la liberación de los presos políticos» y abogará por la «solución de las diferencias a través de vías democráticas y pacíficas».

La Patria es de todos. ¡Y sus calles también!

Por su parte, Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro, dijo que «luego de amplios y profundos debates con varios miembros de la sociedad civil se decidió realizar la marcha el primer sábado luego de que el país se abra al turismo internacional».

«Las cartas entregadas corresponden a la marcha en La Habana, pero durante los días siguientes, ciudadanos de todo el territorio nacional presentarán documentos similares ante las autoridades de su localidad. 

Cada cubano emigrado podrá acompañarnos también ese día sin importar el lugar del mundo donde se encuentre», añadió Ramos.

«Manifestarse pacíficamente es un derecho humano reconocido en la propia Constitución de La República. Violar o impedir el ejercicio pleno de este derecho constituye un delito. Esperamos que las autoridades actúen con estricto apego al derecho y se respete la dignidad de cada cubano o cubana involucrados en la organización de esta iniciativa ciudadana», escribió.

«Digan lo que digan los defensores del pensamiento único y la exclusión, la Patria es de todos. ¡Y sus calles también!», concluyó la activista.

Proceso de consulta

El martes el Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC) emitió una declaración en la que dio respaldo a la iniciativa y anunció acciones para visibilizar esta marcha y sus objetivos.

La CTDC, precisó que uno de los propósitos esenciales de la marcha pacífica es el de ampliar el consenso a otras organizaciones de la sociedad civil, dentro y fuera de Cuba», precisó el CTDC.

Por estas razones, el CTDC abrirá un proceso de consultas con otras organizaciones que no integran ninguna de estas plataformas e instituciones, invitándoles a que se sumen a la iniciativa.

Así, el Consejo propuso una serie de pasos, entre los que citan el «empoderamiento constitucional y legal» a los potenciales participantes.

En tal sentido, recordó que la Constitución existente, aunque «no parte del pleno Estado de derecho, tiene un cuerpo de derechos fundamentales que todos deben conocer, al tiempo que las leyes vigentes establecen un conjunto de garantías y de sanciones a los funcionarios que limiten, coaccionen o impidan el ejercicio de derechos ciudadanos».

Asimismo, ofrecerá «talleres de educación cívica, comportamiento pacífico y de tolerancia».

«Esta acción se dirigirá, especialmente, a los organismos internacionales de derechos humanos», precisó el comunicado del CTDC.

Por último, anunció «acciones de visibilización de la marcha pacífica y de todos y todas quienes se involucren en el proyecto».

El pasado 11 de julio Cuba vivió las mayores protestas de su historia reciente.

Miles de personas de la isla se lanzaron a las calles al grito de «libertad» y en un país donde las manifestaciones contrarias al gobierno están prohibidas.

Fuente: Diario de cuba