Cuerpos parapoliciales y militares asedian en colas por gasolina en Mérida

19
Colectivos y militares coexisten para reprimir las manifestaciones.

Ambos grupos actúan en conjunto para reprimir a la sociedad civil cuando intenta realizar una protesta, según denuncia el Observatorio de los Derechos Humanos de la Universidad de los Andes en el estado Mérida.

A la denuncia pública realizada por el organismo, se han sumado usuarios de las redes sociales quienes, con imágenes y vídeos, ratifican la presencia de civiles armados identificados como “colectivos” en las estaciones de servicio.

La presencia de los colectivos armados se produce muy cerca de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes custodian las estaciones.

Por su parte, el abogado Iván Toro asegura que estos civiles armados ejercen el control social “recibiendo directrices de entes gubernamentales” y con la anuencia de los militares.

Sobre la presencia y actuación de los grupos de civiles conocidos como “colectivos”, ya se ha presentado un extenso informe por parte de la Universidad de Los Andes denominado Reporte de Violaciones de Derechos Humanos a la Manifestación con especial referencia a la región Andina durante enero y febrero de 2019.