Denuncian la celebración de una fiesta en un tepuy de Canaima

305
Celebración en tepuy de Canaima. Foto: Cortesía

El grupo de investigación SOSOrinoco denunció que un grupo de personas (entre ellos Osmel SouzaAura Marina Hernandez) celebró el cumpleaños del dueño del Campamento Canaima, Rafael Oliveros, en la cima del tepuy Kusari en el Parque Nacional Canaima, causando posiblemente daños ecológicos irreparables.

Oliveros es el director del Grupo La Marea y director general de Campamento Canaima, quien permitió el pasado 4 de febrero la celebración (en el que sus invitados pernotaron) en el marco de su cumpleaños 50.

Según la organización, hacer fiestas, en la cumbre de un tepuy, dentro del parque que es considerado Sitio de Patrimonio Mundial Natural, viola la filosofía y concepto de las figuras que lo protegen, además legalmente arremete con los dos artículos del Reglamento 276: artículo 19 de las «Actividades Prohibidas» dentro de los parques nacionales y el artículo 20 de las «Actividades Restringidas».

Falta de respeto

Este hecho, no es más que un irrespeto a la comunidad de los pemones. Así lo señaló SOSOrinoco en un comunicado al afirmar que desarrollar una «fiesta, boda o celebración privada, en cualquier sitio del  Parque Nacional Canaima (…), es considerado una falta de respeto hacia la cultura pemón, ya que todos los tepuyes son considerados sagrados por el pueblo Pemón».

Recomiendan estudiar el impacto ambiental

SOSOrinoco explicó que la zona debe someterse a estudio, ya que se aglutinó a una gran cantidad de personas que distribuyó bebidas alcohólicas, se generó una fuerte perturbación sonora y lumínica en un horario nocturno que está expresamente prohibido.

Esta actividad tiene un efecto dañino. Sobre la cumbre del Kusari Tepuy crece una vegetación de herbazal, única de estas montañas tabulares del Escudo Guayanés, caracterizada por especies de gran valor científico.

Estos herbazales crecen sobre suelos extremadamente pobres y rocosos, lo cual los hace muy sensibles y de difícil recuperación. Son muy susceptibles a los incendios, al pisoteo, a los desechos orgánicos, documentó la organización.

Es por ello que SOSOrinoco denunciará los abusos contra el patrimonio ecológico del país ante las autoridades de la UNESCO y UICN.

«Bofetada a la dignidad venezolana«

«Un evento de esta naturaleza, que además es de carácter privado, y que no tiene ningún sentido público, no es sólo una violación al Estado de Derecho, sino una afrenta y una bofetada a la dignidad y el honor de todo el pueblo venezolano», indicó SOSOrinoco. , especialmente en un momento tan trágico por el que atraviesa el país en medio de una crisis humanitaria compleja reconocida por todos los organismos internacionales»

En videos publicados en las redes sociales por Osmel Sousa se puede observar el campamento temporal armado para la fiesta: carpas individuales, dotadas con «pijamas para dormir con el nombre de cada uno», exclamó la organización.