Desamparados

Naufragio
Foto: Archivo web

Esta última semana está marcada por lo desamparados que viven la mayoría de los venezolanos. Ante la deficiencia de los servicios públicos, la especulación económica y la tragedia de los mares, que cada vez se cobra más vidas.

La precariedad es otro síntoma de la cotidianidad criolla. En Margarita el agua llega cada 40 día, como si los isleños vivieran atravesando el desierto bíblico. La parroquia Caricuao de Caracas se quedó desconectada de Cantv. La central de la telefonía estatal se incendió y la precariedad los sigue asechando. El Zulia, por tercer sábado corrido la electricidad se esfumó y el apagón les devolvió a la oscurana casi habitual.

La tragedia continuada de los desamparados

El mar sigue siendo la frontera más invisible y más peligrosa para los venezolanos más pobres. Los que no se pueden comprar un boleto aéreo y decidir un destino seguro, los indígenas Warao se lanzan en un barquito a lo más cercano para sobrevivir. El martes salió un peñero de Delta Amacuro a Trinidad, intentó volver el sábado, pero se trambucó. Cuatro personas fueron encontradas sin vida y 20 están desaparecidas. Un sobreviviente alertó de la tragedia.

El pasado 23 de abril, se registró el naufragio de de una embarcación que habría salido del caño La Horqueta presuntamente con destino a Trinidad y Tobago. En ese momento, la gobernadora Lizeta Hernández confirmó la muerte de 2 personas.

Los habitantes del pueblo Warao se siguen lanzando al mar para alcanzar cualquier isla que les ofrezca la posibilidad de comer y vivir dignamente, en Venezuela están desamparados.

¿Bolívar distinto, misma crisis?

El viernes entró en vigencia el Bolívar Digital. El apellido de la moneda sigue cambiando, pero la crisis económica se profundiza. Esta vez le volaron seis ceros y un dólar pasó de cuatro millones a cinco bolívares. La devaluación del mismo viernes fue notoria. ¿En cuánto amanecerá el dólar este lunes? Lo cierto, es que los precios de los productos básicos pegaron un brinco y los salarios siguen estancados. Los pensionados son los más golpeados, parecieran ser los únicos que sobreviven con el mínimo.

Esta nueva reconversión, la tercera desde 2008, además de 14 ceros menos a la moneda dejó muchas preguntas sobre la utilidad real de la medida.

Casi un mes de apagones

Zulia registró su tercer fin de semana seguido con falla generalizada del servicio eléctrico. El sábado a las 9 de la mañana se fue la luz en Maracaibo, San Francisco, La Cañada de Urdaneta, Machiques de Perijá, Rosario de Perijá, Mara y Guajira.

La periodista Iraní Acosta precisó que la Costa Occidental del Lago de Maracaibo fue la más afectada.

Desamparados en el extranjero

Por si fuera poco, los venezolanos en Chile también sufren el desamparo de un país que no ha sabido aprovechar el bonus migratorio que significó la llegada masiva de profesionales y técnicos en los últimos años, producto de la Emergencia Humanitaria Compleja, y que además trata con crueldad a los sin títulos que huyeron desesperados en 2019 y 2020.

Desde hace 15 días se registran marchas contra venezolanos y haitianos. El último fin de semana se registraron protestas xenófobas en Santiago de Chile, días atrás, en Iquique, una turba quemó pertenencias de venezolanos que acaban de ser desalojados de un campamento.

El sistema de Naciones Unidas rechazó la «inadmisible humillación» a venezolanos en territorio austral. Desamparados en el extranjero podría ser el título de una serie que cuente las vivencias de los más pobres en países suramericanos.

Los datos como lápidas

Las universidades presentaron los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida de los venezolanos. La Encovi 2021 dice que el 94,5% de los habitantes de Venezuela son pobres. En la encuesta de este año se abordaron temáticas como: contexto, migración internacional, educación, salud general y materno infantil, salud reproductiva, trabajo, pobreza y desigualdad, programas sociales y consumo de alimentos.

La historia de los desamparados también se puede contar en las cifras de un país algún día fue rico, pero que hoy es tan pobre como aquellos que fueron arrasados por una guerra.

En Venezuela, los dato son lapidarios.

¿Impunidad?

Los casos de David Vallenilla y Ángela Aguirre volvieron a los medios, y como de costumbre para alertar sobre retrasos y distorsiones en los procesos judiciales. En el primer caso porque un juez dijo que el que mató al chamo de la protesta era inocente y después el Tribunal Supremo dijo que no y ordenó que siga preso y en juicio.

El papá de David Vallenilla dio que el cambio de decisión fue gracias su abogada y no al Ministerio Público.

Sobre Ángela porque definitivamente el Tribunal Supremo ratificó que cinco de los acusados por el femicidio son inocentes y no colaboraron para violar y asesinar a la chamita de Puerto Ordaz.

El otro país

La educación sigue siendo la alternativa probada para superar la miseria y la pobreza estructural a la que son sometido pueblos entero, y pese a la precariedad y el desamparo, en Venezuela hay gente que se niega a colgar los guantes.

Conocimos las historias de Luis Enrique Díaz y Alexeiev Ramos un par de chamos que siguen superando obstáculos y son la evidencia del otro país posible. El primero es de Mérida y tiene 19 años, el segundo es un indígena Warao y vive en Tucupita. Los dos son estudiantes del Instituto Radiofónico Fe y Alegría y además de esa coincidencia, los dos estuvieron tentados a abandonar los estudios, pero decidieron, con valentía, seguir en la ruta de la salvación.

Un respiro, como casi siempre en el deporte

¡Campeones!, así de simple y contundente, como en realidad fue la actuación de la selección Vinotinto sub23 de béisbol. En la final del mundial derrotó a México con blanqueada de 0x4.

Los dirigidos por Carlos García arrasaron en la competencia y son campeones. Más allá del título, que es importante, la victoria genera un alivio a los desamparados de aquí y de allá. Es un título para todos los que siguen levantando la bandera de Venezuela con orgullo donde quiera que estén.