Edmundo y Nicolás en clave 28-J

63

Ya comienzan a aparecer las primeras encuestas electorales de cara a las presidenciales que se celebrarán en toda Venezuela este 28 de julio próximo. Datincorp nos muestra en estas primeras de cambio un respaldo de 62% para Edmundo González Urrutia y 20% para Nicolás Maduro, con una figuración no relevante estadísticamente según este estudio, del resto de las opciones que se encuentran en liza.

Adicionalmente, nos ofrece como dato de participación política que 75% está totalmente dispuesto a votar en las presidenciales, más 14% que quizás lo haría, generando este dato un clima potencial de participación que pudiera llegar a 89% en estas primeras de cambio. Algo realmente espectacular.

Por primera vez en más de 20 años en Venezuela estamos viendo el fenómeno de la despolarización en un proceso electoral. Estas primeras cifras de intención de voto así lo están reflejando. La sociedad venezolana ha venido experimentando cambios en sus procesos actitudinales hacia la política y la democracia, consolidándose en su seno, el deseo de participación electoral y la confianza en la resolución del largo, extenso y cansón debate polarizante que, durante las dos últimas décadas, caracterizó el clima de opinión pública en toda Venezuela.

Los venezolanos y las venezolanas quieren votar, sin duda alguna. Este estudio de Datincorp es una muestra de ello, pero también Delphos y Datanálisis han compartido resultados previos, en los que la intención de votar ha venido aumentando paulatinamente. A la par, son dos las opciones que están aglutinando las preferencias populares, dejando de lado, de momento, terceras opciones.

Habrá que seguir de cerca si esta tendencia se consolida o se mueve, en primer lugar, en la diferencia sustancial que Edmundo González le lleva a Maduro en su intento de reelección, o también, en la aparición de algún crecimiento destacado de alguna de las opciones adicionales que se está presentando para este proceso.

Esto apenas comienza

Lo cierto del caso es que faltan muchas semanas aún para el 28-J. El desarrollo de la estrategia apenas está comenzando y los recorridos amén de las narrativas de los candidatos están en pleno proceso. Falta ver cómo la opinión pública venezolana va asimilando tanto el contexto como las particularidades del cronograma electoral.

Por lo pronto, tanto Maduro como el resto de los candidatos que figuran rezagados en el apoyo popular, necesitan realizar rápidamente, ajustes estratégicos en las orientaciones y acciones de sus campañas, si quieren rebatir la tendencia actual que nos está mostrando Datincorp.

De momento, Edmundo y Nicolás junto al alto deseo de participación en el 28-J, son la referencia más importante que nos muestran los estudios hasta este momento. Y vaya lo sugerente que se nos presentan estos primeros indicios en las tendencias electorales.

El análisis político de la realidad actual de Venezuela debe destacar los cambios sustanciales que ha venido experimentando su sociedad, que ha superado con creces, las diferencias ideológicas que en el pasado la dividieron desde sus entrañas. El pragmatismo y el deseo de cambio es una constante en los movimientos de opinión pública en el 2024. Las consecuencias de estas variables van a ser muchas en los próximos meses y años en un país que busca un rumbo distinto.

Una última cosa de momento. Ese elevado deseo de participación política que está caracterizando a la sociedad venezolana actual, hace que el peso de las maquinarias electorales sea mucho menor en comparación con la espontaneidad y movilización popular hacia el voto. Este dato, debe ser considerado seriamente por quienes dirigen las estrategias candidaturales en las actuales circunstancias.

Piero Trepiccione es politólogo y coordinador del Centro Gumilla en el estado Lara | @polis360

Las opiniones expresadas en la sección Red de Opinadores son responsabilidad absoluta de sus autores.