En Mérida se vive entre apagones

342
Foto: archivo

El racionamiento de energía eléctrica en el estado Mérida comienza a generar preocupación y malestar a los habitantes de las zonas más afectadas entre apagones.

En las últimas semanas, el reporte de suspensión o caída del servicio eléctrico está aumentando no solo en la cantidad de horas seguidas sino que se suman las fluctuaciones eléctricas, situación que afecta a los aparatos y equipos electrónicos.

Para tener una idea de la situación, entre el pasado jueves 22 y este domingo 25 de febrero, habitantes de la localidad andina reportaron que la luz se va en tres y hasta en cuatro ocasiones. En promedio, la están quitando por seis, ocho y hasta 12 horas, en tandas que van desde tres hasta seis horas seguidas.

Este sábado, por ejemplo, quitaron la luz cuatro veces, una a media mañana por espacio de dos horas, luego a mediodía casi cuatro, después por otras tres horas más y antes de finalizar la noche, otras tres horas.

En enero, anunciaron la implementación del Plan de Administración de Carga (PAC), un protocolo de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) para combatir los efectos del fenómeno de El Niño en la región occidental del país.

Este PAC no tiene fecha de culminación, tampoco se conoce si efectivamente el hecho de racionar el servicio eléctrico estaría ayudando a mitigar dichos efectos. Mientras tanto, la población más afectada sigue padeciendo de cortes a diestra y siniestra, viviendo entre apagones sin que alguna autoridad de respuesta efectiva a la situación.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.