En Monagas los sueños de Educomunicación no tienen edad

43
Fe y Alegría Educomunicación Monagas
Foto: Dubraska Hernández/Radio Fe y Alegría Noticias

Después de años de arduo trabajo y dedicación, 20 jóvenes y adultos consiguieron superar todos los desafíos y obstáculos que se les presentaron en el camino cerrando exitosamente esta etapa académica.

El Instituto Radiofónico Fe y Alegría, hoy día conocido como el programa Fe y Alegría Educomunicación, en Monagas celebró la XXII Promoción de Técnicos Medio en Comercio y Servicios Administrativos, Mención Contabilidad, y la VIII Promoción de Técnicos Medio en Comercio y Servicios Administrativos, Mención Informática.

Luego de una emotiva misa donde el personal de la institución, los graduandos y acompañantes recibieron la palabra del Señor, se realizó una ceremonia de promoción caracterizada por mensajes de superación, donde los egresados no perdieron la oportunidad de invitar a otros a atreverse a luchar por sus sueños.

Y es que como lo dijo Marielis Marcano, “no importa la edad. Lo que importa es querer. Y el querer es poder.”

Marcano expresó sentirse muy orgullosa de finalmente haber cerrado un ciclo que, por motivos personales como la maternidad, había tardado en completar.

Sin embargo, con el apoyo familiar y sus pequeños como el motor que la impulsó a no rendirse; hoy con título en mano y henchida de felicidad afirma que el proceso “no es fácil, pero tampoco difícil. Todo es posible cuando nos lo proponemos”.

Fe y Alegría Educomunicación Monagas
Foto: Dubraska Hernández



De valientes y soñadores



Gabriel Zapata también celebraba su logro entre los abrazos de sus familiares. Él, que a pesar de que en su momento se vio desanimado por la situación país y abandonó sus estudios, hoy porta su medalla con ansias de descubrir qué le depara el futuro y dice sentirse lleno de sueños que apenas están comenzando a cumplirse.

“Por cualquier motivo que se hayan rendido, no olviden que aún tienen oportunidad de iniciar nuevamente y culminar sus estudios para seguir sus sueños. No importan las dificultades, no se rindan.”



La red de apoyo

Familiares que igualmente fueron parte del proceso educativo de los graduandos, hicieron el llamado a los que no han culminado sus estudios a comenzar su propio proceso de superación y no rendirse hasta lograrlo.

Porque si algo hay que tener en cuenta, es que en el título solo se plasma un nombre, pero detrás de ese protagonista, infinidad de personajes también estuvieron presentes y alentando ese sueño para que no se apagase.

Arelys Tábata, madre de Omar Bello mejor promedio de la promoción, es uno de esos personajes que desde el principio fue pilar fundamental para que los objetivos fueran alcanzados. Con abrazos, con regaños o con palabras de aliento, Tábata también puso su granito de arena apoyando a su hijo para que siguiera adelante y que el esfuerzo no fuera en vano.

“No se queden sin estudiar, el país los necesita” fue la frase con la que finalizó Tábata su invitación a los “Jóvenes y no tan jóvenes” a luchar por su futuro. Pues la clave para mejorar y superarse está en la importancia que le demos a la educación, teniendo en cuenta que nunca es tarde para que los sueños se cumplan.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.