Encarcelan en Perú a un apureño “por ser venezolano”

La madre del apureño señala que su hijo fue víctima de la xenofobia | Foto referencial, archivo

El apureño Guillermo Rodríguez emigró a Perú en busca del tratamiento para su diabetes por ser insulinodependiente, pero terminó detenido por la justicia de ese país.

Guillermo trabajaba en la Zona Educativa del estado Apure, pero las dificultades para costear su tratamiento y la necesidad de una operación de cornea para su esposa, los obligaron a ambos a mudarse a la capital de Perú, Lima.

Allá esperaba encontrar los recursos necesarios para atender los problemas de salud de ambos, sin embargo, lo que encontró fue ser detenido por la policía peruana al haber sido implicado en el atraco a una farmacia.

Según relatan sus familiares en Venezuela, testigos del atraco a la droguería identificaron a Rodríguez como el autor del ataque, grabado por los videos de las cámaras de vigilancia recopilados por la policía, motivo por el cual fue llevado a la cárcel, aunque su mamá, Carla Silva, asegura que “lo detuvieron por ser venezolano”.

“Fue detenido porque lo consiguieron parecido a una persona que cometió un atraco a una drogería. Lo detuvieron al día siguiente, nisiquiera el mismo día y no tiene ningún parecido con mi hijo. Los que aparecen ahí son corpulentos, mi hijo es delgado porque es diabético”, relató Silva, quien agregó que existen una videollamada, una fotografía y videos de vigilancia de establecimientos cercanos que descartan a Guillermo como sospechoso.

La ciudadana relató que en ese país sureño acceder a la justicia es complicado. “Allá es difícil conseguir un abogado”, señaló, por lo que sus familiares y conocidos en Venezuela, así como paisanos residenciados en Perú, han unido fuerzas para recaudar fondos que permitan costear el proceso judicial para apelar la sentencia de cárcel que pesa sobre el apureño.

Expresó que su deseo es que la situación se aclare y su hijo pueda volver a su país, “así sea para trabajar de mototaxista”.