Facultad de farmacia de la ULA invadida por heces fecales

Desde hace más de tres años hay un bote de aguas negras en el estacionamiento de la facultad de Farmacia y Bioanálisis de la Universidad de Los Andes, lo que podría generar una epidemia a estudiantes y profesores de esta casa de estudios.

Roberth Lobatón, director de la escuela de Farmacia de la Facultad de Farmacia y Bionálisis de la universidad, manifestó a Radio Fe y Alegría Noticias que con el periodo de lluvias, las aguas negras se desbordan a los alrededores.

“una vez que sale el sol, las heces fecales se secan y los estudiantes al pasar por el sitio, las pisan y se las llevan en sus zapatos hacia las aulas de clase”.

Así mismo, esta materia fecal es pisada por personas que se dirigen hacia el Hospital Universitario de Los Andes, puesto que es un pasadizo entre el centro de salud y la facultad de Farmacia y Bioanalisis.

“De no ser porque el personal de mantenimiento de nuestra facultad semanalmente está tratando de hacer una especie de drenaje para que no siga acumulándose y pueda por lo menos drenar hacia otra cloaca, tendríamos una situación bastante grave”, aseguró.

Según los trabajadores de esta casa de estudios, las aguas negras provienen del barrio “Santa Elena” del municipio Libertador del estado Mérida. El tubo de aguas negras debe seguir desembocando hacia el colector que da detrás de la Facultad de Farmacia y Bioanalisis.

Lobatón hizo el llamado a la alcaldía del municipio Libertador, a Aguas de Mérida y a la Gobernación del estado para que se aboquen a solucionar esta problemática que afecta a 1.800 estudiantes.