Fantasmas de una crisis por gasolina se ciñen sobre Venezuela

“Nos quedaremos presos en nuestras propias casas por la imposibilidad de movernos por falta de gasolina”, dijo Luis Fernández, miembro del Frente de Trabajadores Petroleros y presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros.

Se refirió a lo que ocurre en el estado Zulia, al entrar en un proceso de desabastecimiento que ha obligado el gobierno a importar gasolina y anunciar que su reserva es de 15 días.

A juicio de Fernández, la crisis de la gasolina tan evidente en Zulia es la muerta de lo que vendrá porque esta entidad es una de las mayores productoras de crudo en Venezuela y es inconcebible que presente una crisis: “si Zulia está así, qué puede esperar el resto del país”, dijo.

Crisis nacional

Reveló que la demanda actual de Venezuela es de 170 mil barriles diarios y solo están ingresando, por la vía de la importación. 60 mil barriles, de los cuales 35 mil están destinados a las estaciones de servicio en Caracas, mientras que 25 mil se distribuyen en el resto del país.

Informó que durante la semana que cierra este viernes 11 de octubre, Caracas ha mostrado algunas deficiencias en las estaciones de gasolina y es probable que a mediados de octubre entre en un momento crítico.

Grandes urbes como Ciudad Guayana, Anaco, Cantaura y Puerto la Cruz, en el oriente del país, ya han reportado interrupciones reiteradas del servicio, mientras que en otras ciudades como Barquisimeto, Táchira y Mérida, se ha reducido notablemente el suministro de gasolina y solo algunas surtidoras están permanentemente abiertas y funcionando.

Luis Fernández cuestionó que la empresa no haya invertido en formación de persona, y este sería uno de los elementos claves para enfrentar la crisis que se avecina.

Recordó que la planta de refinación de Paraguaná está paralizada desde inicios de septiembre de 2019 y el gobierno no ha podido reactivarla por falta de personal técnico calificado, ni fondos para nuevas inversiones.