Impiden a delegados de Bachelet ingresar a sede del Dgcim, según Barráez

A la comisión de la oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, que dirige Michelle Bachelet, no se le permite el ingreso a la sede del Dgcim para constatar el estado de los detenidos en el organismo, según publicó Sebastiana Barráez en Infobae.

Los delegados de la oficina provisional de los derechos humanos en Caracas habrían intentado ingresar a la sede, después de la muerte del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, para conocer el estado en que se encuentran otros militares detenidos, las condiciones y el trato al que son sometidos en las celdas.

Según Barráez, periodista especializada en la fuente militar, dentro de las celdas se pierde la condición de humana y “los funcionarios deciden el destino y la vida de los detenidos”, quienes “pierden totalmente sus derechos”.

La comunicadora informó que en la Dgcim existen tres áreas de tortura cerca de la oficina del Cnel. Hannover Guerrero, y por tanto es imposible que este desconozca lo que ocurre a pocos metros de distancia.

Barráez también considera que Guerrero es quien ordena y decide quién recibe visita y quien no, pues es el responsable directo de lo que ocurre dentro de la sede del la Dgcim.

Según las afirmaciones de la periodista, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, no tiene potestad sobre el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y tampoco sobre la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim)

El Gral. González López, director del Sebin, respondería directamente ante el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, según Barráez; asimismo, el Gral. Hernández Dala, en la Dgcim, acataría exclusivamente órdenes del presidente Nicolás Maduro.