Impuestos municipales anclados al Petro perjudican a comerciantes

69
Foto: Alexander Medina

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios del estado Apure, Vito Vinceslao se refirió al tema de los impuestos municipales a través de Radio Fe y Alegría Noticias este miércoles 10 de marzo.

En primer lugar apuntó que el año pasado el gobierno central tomó la decisión de “armonizar” el pago de los impuestos municipales a través de una normativa nacional. Esto conllevó a que todas las alcaldías del país fijaron sus tasas impositivas “ancladas al Petro”.

El comerciante explicó que “el Petro no es una moneda de curso legal, es algo virtual, impuesto de manera inconstitucional por el ejecutivo nacional para tenerlo como un tipo de cambio”.

Pero para su criterio el problema que se ha presentado “es que ha habido un incremento exagerado en el pago de esos tributos municipales ya que hoy día tenemos menos horas laborales, tenemos una economía, duramente golpeada, escasez de combustible, fallas en los servicios públicos, y trabajes o no trabajes tienes que pagar los impuestos”.

En ese sentido, reveló que en el caso del municipio San Fernando “se fijó el pago de los impuesto en un 10% con respecto al monto del Petro” para todas las pequeñas y medianas empresas.

Esto equivale, según sus cuentas, a cancelar, actualmente, unos 10 millones de bolívares por cada Petro computado a la actividad económica que lleve a cabo cada establecimiento comercial.

Para el gremialista comercial esta situación ha marcado la tendencia “de que cada vez más la gente se vaya al comercio informal”.

Dijo que no es cierto que los comerciantes se nieguen a pagar tributos porque son concientes en que los municipios necesitan recaudar fondos para reinvertirlos en la mejoría de servicios públicos como agua, aseo urbano, mantenimiento de vialidad urbana, cementerios y otros servicios locales, “pero también exigimos que sea de verdad la optimización de esos servicios porque eso no está ocurriendo”.

También invitó al gobierno que revise una serie de leyes como las de control de precios, control de distribución de productos, de materia fiscal, “porque hay que dinamizar la economía que está extremadamente paralizada y mucho más por esta pandemia”.

Finalmente también se quejó del aumento sustancial en las tarifas de servicios básicos como agua, electricidad y aseo urbano.

En el caso de la luz desde finales del año pasado viene denunciando que la empresa Corpoelec ha pechado a algunos comerciantes de Apure con facturas que sobre pasan los 500 millones de bolívares, lo que en su momento representaron ser unos 500 dólares aproximadamente.

Pero, decía, “el problema es que a cada rato tenemos apagones y toda nuestra actividad comercial se ve perjudicada”.