Más de 7 millones necesitarían actualizar su registro electoral

Foto: Archivo

Súmate advierte que la tercera parte de la población con derecho a voto en Venezuela podría estar limitada para ejercer su derecho por la desactualización del Registro Electoral (RE).

Según la organización no gubernamental especializada en temas electorales, esta cifra se desprende del análisis de las proyecciones poblacionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), de la Organización Internacional de Migración (OIM) y de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), datos del Consejo Nacional Electoral y cálculos propios estimados a diciembre de 2019.

Para Súmate la situación de desactualización del Registro Electoral es crítica, ya que de los cinco millones de migrantes venezolanos en exterior que se proyectan a Diciembre de 2019 en el último reporte del OIM y de ACNUR del 7 de junio de este año, un total de 2 millones 744 mil 798 personas requieren actualizar sus datos, a su vez 914 mil 933 jóvenes mayores de 18 años también en el exterior requieren inscribirse, 2 millones 318 mil 709  ciudadanos no han tenido la oportunidad de inscribirse dentro de Venezuela a pesar de tener la edad para votar y al menos 1 millón 575 mil  personas ya inscritas en el registro requieren actualizar su centro de votación dentro del territorio nacional.

Por lo que, esta situación, representa que a un total de 7 millones 553 mil 440 venezolanos y venezolanas se les debe regularizar su estado en el Registro Electoral para que puedan ejercer su derecho al voto, pues constituye un gran riesgo que debe ser atendido con urgencia para lograr elecciones libres, justas y transparentes.

Para Súmate, la desactualización del RE es consecuencia de la negligencia en la gestión del Consejo Nacional Electoral (CNE), pues aunque la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE) establece que el Registro Electoral es permanente, la estructura dispuesta por el CNE para tal fin es insuficiente, ya que tan solo se dispone un punto de inscripción y actualización en las 24 Oficinas Regionales del CNE, las cuales están ubicadas en las capitales de los estados, restringiendo la posibilidad de inscripción y actualización de datos de quienes viven en las periferias de estas ciudades o en ciudades distantes.

La asociación civil precisa que unos 400 mil jóvenes cumplen 18 años cada año y necesitan inscribirse en el registro electoral, además otros 700 mil ciudadanos cada año requieren actualizar su centro de votación como consecuencia de movimientos migratorios internos.

Asimismo, aseguran que es mucho más insuficiente la estructura consular para garantizar a la creciente diáspora venezolana la posibilidad de actualizar sus datos e inscribirse, para votar en el exterior en las elecciones y consultas refrendarias de ámbito nacional.

En este sentido, Súmate considera necesario:

  • Realizar un amplio operativo especial de inscripción y actualización de los datos de electores, que implicaría durante al menos 2 meses, incluyendo los fines de semana, la habilitación de más de 3.500 puntos de inscripción y actualización en Venezuela, ubicados en los lugares más céntricos, transitados y accesibles de todas las ciudades, municipios y parroquias del país, en un horario corrido que universalice y facilite el acceso a los ciudadanos para el ejercicio de sus derechos políticos.
  • Habilitar sedes consulares accidentales en los países de acogida de la diáspora para acercar a los ciudadanos los mecanismos para su inscripción o actualización en el Registro Electoral, sólo con la presentación de su cédula de identidad aún vencida, como establece la Ley. Esto implica celebrar acuerdos con las autoridades de los países que albergan la mayor cantidad de venezolanos para facilitar estos procesos.
  • Hacer una revisión exhaustiva de los centros de votación creados por el CNE en la última década, para verificar que no obedezcan a criterios o parcialidades políticas y que se cumplan con los requisitos que establece la LOPRE y la tradición electoral para la definición de Centros de Votación que le de confianza a los ciudadanos.
  • Implementar una campaña comunicacional institucional por parte del CNE para: 1) informar ampliamente en radio, televisión, medios impresos y digitales nacionales e internacionales de la ubicación y horario de los puntos de Inscripción y Actualización del Registro Electoral en Venezuela y el Exterior; y 2) motivar la participación e inscripción de los ciudadanos dando garantías sobre el secreto del voto y la transparencia de los datos del Registro Electoral.

De acuerdo con los resultados de la cuestionada elección presidencial del 20 de mayo de 2018, Nicolás Maduro habría sido reelecto con 6 millones 248 mil 864 votos, y antes, en 2013, habría sido electo con 7 millones 587 mil 579 votos frente a los 7 millones 363 mil 980 que obtuvo Henrique Capriles Radonski en la misma elección, por lo que podría inferirse que esta desactualización en el RE podría ser determinante en un eventual proceso electoral.

Con información de nota de prensa