Naciones Unidas mantendría a dos comisionados durante tres meses en el país

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se reunió con la sociedad civil en Caracas

Luis Francisco Cabezas indicó que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) no descarta la instalación de una oficina permanente en el país.

El representante de la organización no gubernamental Convite informó a Radio Fe y Alegría Noticias que este jueves pudieron reunirse con Michelle Bachelet en la Universidad Metropolitana de Caracas (Unimet) para presentar sus informes sobre la crisis humanitaria compleja que vive el país.

El activista de derechos humanos detalló que la diplomática se mostró interesada en la exposición que hizo cada una de las organizaciones de la sociedad civil presente y les informó que mantendrá a dos comisionados en el país durante tres meses, pero además no descarta la apertura de una oficina permanente en el país.

Luis Francisco Cabezas precisó que durante el encuentro hubo 28 intervenciones en las cuales las organizaciones pudieron detallar la crisis del país y sobre la que han adelantado un amplio trabajo de documentación, entre las que destacó la intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Zulia (Codhez) quienes tuvieron la oportunidad de hablar de la diferenciada situación que vive esta región del país.

Indicó que para este viernes tienen previsto acompañar varias actividades de calle con la intención de expresar parte de sus denuncias y exigencias, “todas enmarcadas dentro dentro de lo que es el mandato de la Alta Comisionada”, enfatizó.

Dijo que Bachelet mantuvo una agenda apretada, sólo en la Unimet participó en al menos 5 encuentros con distintas organizaciones  y con diferentes grupos de víctimas de violación de derechos humanos.

Por su parte, como vocero de Convite, Luis Francisco Cabezas comentó que tuvo la oportunidad de plantear el panorama de escasez de medicamentos en el país y la situación que viven las personas de la tercera edad, pues según el registro que llevan, en 2018 murieron 13 abuelos y abuelas en las colas en los bancos a la espera de cobrar sus pensiones.

También se refirió al estado de “olvido” en el que viven los adultos mayores en los ancianatos del país y la realidad de los pensionados venezolanos en el exterior.

A juicio de Cabezas, Michelle Bachelet mostró interés en lo decían los activistas de derechos humanos en sus intervenciones, detalló que le vieron tomando nota de lo que decían y les hizo saber que “está muy preocupada por lo que sucede en Venezuela”, dijo que todo el tiempo estuvo acompañada por el coordinador residente del sistema de las Naciones Unidas y representante residente del PNUD en Venezuela, Peter Grohmann, y su equipo técnico.

El representante de Convite consideró esta visita de la representante de Naciones Unidas como una conquista de la sociedad civil, quien lleva años solicitando la misma, y la cual se da 17 años después de la visita de César Gaviria como último representante de esta instancia en pisar suelo venezolano.

¿Qué viene después de la visita de Bachelet a Venezuela?

Luis Francisco Cabezas señaló que hasta ahora el Estado venezolano ha contado con una mirada muy complaciente por parte de las Naciones Unidas, pero que luego de que Michelle Bachalet presente su informe tras esta visita, deberá cambiar.

Dijo que el Gobierno de Maduro no estaba cómodo con la visita de la funcionaria y estaban claros en que no saldrían bien parados tras la misma.

Advirtió que tienen conciencia de que una vez Bachelet se retire del país este viernes, no habrá un cambio inmediato, pero si espera que su informe suponga nuevas presiones para que el gobierno venezolano “cese en su política de amedrentamiento, de persecución a los medios, de persecución a quienes disentimos del gobierno”.

Agregó que esto permitiría ir configurando un panorama menos cómodo para el gobierno en el que necesariamente si quiere permanecer en el poder sin declararse una dictadura  tendrá que atender las recomendaciones que haga la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Explicó que está previsto que los comisionados que quedarán instalados por al menos tres meses en el país, tengan la responsabilidad de hacer seguimiento en campo de la situación general de derechos humanos del país.

Insistió en que cree  que la Alta Comisionada tiene claridad sobre lo que está pasando en Venezuela, por lo que espera que el informe que debe presentar la expresidenta chilena refleje la realidad.

Además del informe oral a finales de junio, Bachelet deberá entregar otro escrito en septiembre. Estos registros serán el precedente que habrá dejado su llegada al país. Sin embargo, la ONU no tiene la capacidad de accionar con sanciones, intervenciones o presión sobre el gobierno de Maduro.

Sin embargo, Cabezas destacó que el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas no será cualquier informe, pues este se convierte en insumo principal para actualizar las denuncias que reposan en la Corte Penal Internacional sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela.