No se sabe el paradero de la venezolana expulsada por la Alcaldía de Necoclí

180
migrantes expulsados por la Alcaldía de Necocli - venezolana migrante
Foto: El Colombiano

No hay rastros del paradero de una venezolana y sus dos hijos luego de que fuera expulsada junto a un grupo de otros migrantes por la Alcaldía de Necoclí, Antioquia, Colombia el pasado 17 de febrero.

La información fue expuesta por el medio El Colombiano que llegó a conversar con algunos de los migrantes deportados que llegaron a Metetí, Panamá, lugar a donde se dirigiría el grupo, pero para llegar a este destino tuvieron que adentrarse a la peligrosa selva del Darién.

“La familia de la migrante embarazada no está en Metetí, ni en Bajo Chiquito. Tampoco sabemos nada de una venezolana y sus dos hijos”, dijo una fuente al medio El Colombiano.

No todos pudieron resistir el camino. De acuerdo con lo que reseña el medio colombiano, una madre embarazada, sus dos pequeños hijos y dos adultos murieron al resbalarse cuando intentaba cruzar el río Turquesa. También se conoció de la muerte de otro hombre de nacionalidad colombiana que presuntamente, según relatan los testigos, se suicidó.

Entre quienes iban en el grupo de migrantes se encontraban 20 mujeres embarazadas y 75 niños.

De acuerdo con el medio, la mayoría de los migrantes llegaron al albergue de Metetí. Solo faltaban 15 que se encuentran en Bajo Chiquito.

Se habla de seis fallecidos entre los expulsados por la Alcaldía de Necoclí

Una migrante que llegó el jueves 23 de febrero a Metetí relató a El Colombiano que exactamente 6 migrantes de los que fueron expulsados por la Alcaldía de Necoclí fallecieron porque “se resbalaron de las peñas y cayeron al abismo”, entre ellos un haitiano.

“Entre ellos está una familia completa: la madre embarazada, el padre y sus dos pequeños niños; un niño y una niña”, dijo.

Otro de los migrantes narró el suceso del hombre que presuntamente atentó contra su vida: “él se levantó muy temprano, se bañó, se afeitó, se subió al punto más alto del peñasco y se lanzó al vacío. Él tenía problemas, las hermanitas de Necoclí le daban asistencia psicológica. Su cuerpo quedó en un sitio conocido como Tres Bocas, en el Darién panameño’’.

Este hombre relató que del grupo de migrantes recuerda dos nombres: uno llamado David y el otro Samuel. 

Vale mencionar que el equipo de El Colombiano tuvo acceso al listado oficial de la Alcaldía de Necoclí y encontró que uno de los nombres está dentro de la documentación. Además, los periodistas se percataron de que entre el grupo de migrantes expulsados aparecen varios niños de nacionalidad colombiana, en edades que van desde los tres meses hasta los cuatro años.

Confirmaron las muertes

Dos oenegés internacionales con asentamiento en Metetí, Panamá, confirmaron la muerte de los migrantes y de la llegada de la mayoría del grupo expulsado de Necoclí. 

Una de estas fuentes contó sobre la llegada de una migrante en muletas que tiene una pierna amputada y comentó sobre la situación de los migrantes: “llegaron sin dinero. No van a poder continuar porque no cuentan con los 40 dólares que cuesta el transporte hasta la frontera con Costa Rica”.

Hasta ahora se sabe que la Defensoría del Pueblo de Panamá está activando una ruta para socorrer a los migrantes, buscar los desaparecidos y tratar de recuperar los cadáveres.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.