Ordenan capturar al expresidente de El Salvador Sánchez Cerén

Expresidente Salvador Sánchez Cerén. Foto: web

El Ministerio Público de El Salvador giró el jueves una orden de captura contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén, en su carácter de vicepresidente de la República en el gobierno de Mauricio Funes, por los delitos de lavado de dinero, peculado y enriquecimiento ilícito.

En una operación conjunta con la Fiscalía, las fuerzas de seguridad también capturaron a cinco exfuncionarios del gobierno de Funes.

El fiscal general de la República, Rodolfo Delgado, confirmó en conferencia de prensa la captura de Violeta Menjívar, exministra de Salud; Juan Ramón Carlos Enrique Cáceres Chávez, exministro de Hacienda; Calixto Mejía, exviceministro de Trabajo; Hugo Alexander Flores Hidalgo, exviceministro de Agricultura y Ganadería, y Erlinda Handal Vega, exviceministra de Tecnología.

Menjívar, Mejía, Flores Hidalgo y Handal son prominentes dirigentes y militantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), un partido político formado a partir de varios grupos guerrilleros que gobernó el país entre 2009 y 2019 con los presidentes Funes y Sánchez Cerén.

Además de la orden de captura contra Sánchez Cerén, Delgado dijo que también se hizo lo propio con Manuel Orlando Quinteros Aguilar, exministro de Obras Públicas; Lina Dolores Pohl, exministra de Medio Ambiente; y José Guillermo López Suárez, exministro de Agricultura.

El fiscal general afirmó que “varios de ellos se encuentran fuera del país huyendo”, pero se negó a dar mayores detalles.

Delgado afirmó que, en sus cinco años como vicepresidente, Sánchez Cerén recibió fondos ilícitos por un importe total de 530.00 dólares.

Sánchez prófugo del país

El presidente, Nayib Bukele, dijo en su cuenta oficial de Twitter que “el expresidente Salvador Sánchez Cerén es oficialmente un prófugo de la justicia. Por cierto, salió de nuestro país vía frontera terrestre en diciembre 2020 y jamás regresó”.

Según el Ministerio Público, la investigación se deriva del caso llamado “Saqueo Público”, que abarca de 2009 a 2014, durante el mandato de Funes.

El fiscal afirmó que en las investigaciones que se iniciaron en 2019, dentro del proceso penal contra el exmandatario, “se pudo comprobar que el dinero fue utilizado para financiar sobresueldos y bonificaciones fuera de la ley” a varios exfuncionarios del gobierno de Funes.

Funes tiene cinco procesos penales abiertos en varios juzgados de El Salvador, entre ellos el juicio por el desvío de 351 millones de dólares que, según la Fiscalía, fueron a parar a cuentas de testaferros, de familiares y de sus allegados.

Fuente: AP, Twitter