Piden seguridad para el Hospital de Mérida

Galenos del Hospital Universitario de Los Andes acompañaron al director de dicho centro asistencial a las afueras del Consejo Legislativo. Foto: Rossana Mosquera

Hasta la fecha, las autoridades no han dado con el paradero del bebé robado el pasado 3 de julio del Hospital Universitario de Los Andes. Sus familiares continúan moviendo cielo y tierra hasta lograr encontrar al pequeño.

Es por ello que este viernes, el Consejo Legislativo del municipio Libertador citó al director del Instituto Hospital Universitario de los Andes, Ignacio Sandia, y a los asesores jurídicos de ambas partes, por solicitud de los familiares del bebé robado.

Akbar Fuenmayor, coordinador de la unidad de control y gestión del hospital, aseguró a Radio Fe y Alegría Noticias que el bebé raptado el pasado mes demuestra la inseguridad latente en el centro asistencial, situación que debe mejorar.

Fuenmayor indicó que la institución posee 12 mil metros cuadrados que requieren de cámaras de seguridad, circuitos cerrados de televisión y vigilancia.

“Desde el año 2016 hemos hecho la solicitud de vigilancia porque han habido muchos robos y casos de violencia hacia el personal de salud. Nosotros tenemos es un grupo de porteros que no tienen ni las atribuciones ni capacidades para controlar todo un centro asistencial”, dijo Fuenmayor, quien indicó que se podrían canalizar con el Consejo Legislativo posibles soluciones a este tema.

Además, el coordinador indicó que el Hospital Universitario de Mérida ha colaborado en suministrar toda la información y documentación necesaria a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas para las investigaciones.

Piden personal de seguridad

Los galenos dejaron claro que ellos están prestos a atender a los pacientes y no para resguardar la seguridad de miles de usuarios.

“Es injusto que se les achaque a los médicos la responsabilidad de seguridad dentro del centro de salud”, señaló el doctor Jorge Alvarado, especialista en nefrología.

Por su parte, José Machado, coordinador del posgrado de urología del Hospital Universitario, lamentó lo ocurrido e instó al gobierno regional para que se dé con el paradero del bebé.

“Espero que esto no se convierta en un acto político ni que se le achaque la culpa a quien no la tiene”, señaló Machado.