Políticos Charlatanes

La política en Venezuela se encuentra enfrentando una etapa en donde la calidad de los discursos, promesas, compromisos que divulgan los dirigentes políticos y gobernantes son de típicos charlatanes.

Ya nada debe sorprender cuando el gobierno se atreve a declarar que la situación económica del país va en progreso y por la frontera entre Colombia y Venezuela salen  más de 14 mil personas hacia Colombia semanal. Un país petrolero en donde para lograr surtir gasolina se debe hacer colas de días es un indicador negativo que nos aclara que el gobierno no logra tener éxito en ninguna acción, y ahora se justifican en el bloqueo internacional en un país que  depende de productos importados en más de un 90%, como consecuencia de no haber impulsado la producción nacional de alimentos, medicamentos, repuestos, además de no haber logrado repotenciar la industria petrolera para lograr el abastecimiento interno de los productos que se consumen.

Hemos escuchado a políticos Charlatanes ofrecer soluciones simples a problemas complejos y eso, en mucho de los casos, los hace pasar por ignorantes y burlones ante los ciudadanos. En el presente, la mayoría de los venezolanos se sienten agraviados, frustrados y amenazados por lo que le espera en el futuro de continuar la crisis. La actual clase política se comporta como en tiempos de campañas electorales, prometiendo cambios y romper con todo lo anterior y sacar del juego a los de siempre.

La quinta república prometió acabar con los vicios de la cuarta república, y ahora prometen el nacimiento de una sexta república que acabaría con los vicios de la cuarta y quinta república, en donde no se debe olvidar las leyes de Murphy que contempla que “Toda situación por mala que sea, es susceptible de empeorar”, lo que significa que la actual situación puede ponerse más complicada: muchos venezolanos consideran que en pocos días no se encontrara gasolina,  ni gas, llegaran pocos productos importados para la alimentación y eso será el detonante que hará que los ciudadanos salgan masivamente a las calles a solicitar la renuncia del presidente Maduro.

Otros siguen esperanzados en una intervención militar internacional, otros consideran que se debe seguir intentando dialogar y otros piensan que el conflicto se soluciona con una elecciones presidenciales. En muchas oportunidades fatiga escuchar los mismos discursos repetidos de la clase política. El gobierno sigue demostrando que no tiene capacidad para resolver ningún problema y la oposición sigue demostrando que no consiguen los mecanismos apropiados para lograr vencer al gobierno de Maduro, lo que significa que los ciudadanos deben lograr organizarse para resolver sus problemas y así depender cada día menos de los gobernantes y políticos.

El gobierno se acostumbró a crear sus propios adversarios para justificar su incapacidad de darle soluciones a las Múltiples demandas que ejercen los ciudadanos. No debe sorprender que la Asamblea Nacional Constituyente haga un llamado para adelantar las elecciones a la Asamblea Nacional para el domingo 8 de diciembre de 2019, en medio de señalamientos del secretario general de la O.E.A, Luis Almagro, que alerta sobre el  mal manejo de los fondos conseguidos del concierto y la ayuda humanitaria del pasado 23 de febrero de 2019.

Como lo dijo Ana Sofía Ávila: “Un gobernante o político seguirá siendo un charlatán mientras consiga ciudadanos que le crean y aplaudan”.

Jesús Castillo Molleda / @castillomolleda