Supuesto enfrentamiento en Tucupido deja un muerto y un herido

1531
Foto: Archivo.

Un enfrentamiento este miércoles 31 de agosto entre integrantes de una banda y fuerzas de seguridad en el sector La Isla del Burro, en Tucupido, estado Guárico, dejó como resultado un presunto delincuente muerto y un militar herido.

Horas antes, a través de las redes sociales circularon unos videos donde se podían escuchar fuertes detonaciones en varias zonas de esta población rural. La acción ocasionó que jóvenes y fanaticada que se encontraban en un juego de baloncesto se refugiaran para evitar ser impactados por las balas.

Los hechos se reportaron aproximadamente a las 8:00 de la noche, cuando habitantes de la plaza El Sol y el sector Las Islas fueron sorprendidos por hombres armados en motocicleta que disparaban al aire y los proyectiles impactaron en varios trasformadores, originando una interrupción eléctrica en varias zonas de esta población guariqueña.

Al sitio se presentaron funcionarios policiales y militares que empezaron a realizar un operativo para dar con los individuos. Luego se habría producido el intercambio de disparos. Varios de los tiros impactaron contra varias viviendas.

Identificados el herido y el fallecido

El funcionario herido es Fernando Rafael Pérez Páez, Sargento Primero de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del Destacamento (D343), quien recibió un disparo en una de sus manos, por lo que fue trasladado a un centro asistencial del municipio y se encuentra estable.

En una minuta policial se pudo conocer que el hombre fallecido fue identificado como Yohangel Vicente Fernández Laya, de 25 años de edad, apodado “El Gasparín”, quien supuestamente tenía antecedentes policiales por porte arma y ocultamiento y presuntamente pertenecía a la banda “Tren del Llano”, la cual que mantiene a zozobra a productores y comerciantes en el estado Guárico.

Cabe destacar que comisiones mixtas se encuentran desplegadas en este municipio para dar con la ubicación de los demás integrantes del grupo delictivo.

Así quedó una de las viviendas tiroteadas/Cortesía