Una Palabra Oportuna 3192

33

Un espacio para caminar con Jesús

Tips para discernir la realidad

Martes 16 de abril de 2024

Por: Luisa Pernalete

El café, algo más que una infusión

 “Quién pudiera ver cuánto tiene de infinito el aroma compartido del café”, dice un poema de Benjamín González Buelta sj, y es que el café, y de manera subrayada aquí en Venezuela, es mucho más que una simple bebida.

El café en nuestro país es una señal de amistad, de amabilidad, casi sinónimo de “quiero conversar contigo”. Uno promete tomarse un café con ese viejo amigo con el quiere conversar, ese con el que desea compartir una preocupación, un miedo, una alegría. Y es tan importante, que si alguien llega a nuestra casa y no tenemos café para ofrecer, nos disculpamos, o para señalar la poca hospitalidad cuando vamos a una escuela, una oficina señalamos “Ni café me ofrecieron”.

En un país, afectado por la emergencia humanitaria compleja, con malos o inexistentes servicios públicos, con ingresos que los pulveriza la inflación, con la salud mental afectada por la soledad de muchos, angustias de todo tipo, compartir una café es una obra de misericordia, es tender una mano, es decirle al otro que es importante.

Les propongo ofrezcan un café, virtual o presencial, a esas personas necesitadas de compañía, atención. Seguro que lo agradecerán.

Con Tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.