Una Palabra Oportuna 3252

18

Un espacio para caminar con Jesús

Interioridad

Jueves 16 de mayo de 2024

Por: H. Elena Azofra

No solo por ellos ruego

Al finalizar la jornada es buen momento para orar.  Inicia respirando hondo, hazte consciente de los sentimientos que llenan tu corazón y prepárate para la Plegaria de Jesús:

«Padre santo, no solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí, y yo en Ti».

A la espera del Espíritu Santo, podemos orar de forma individual, pero también es conveniente hacerlo de forma grupal, en la Iglesia durante una celebración de la liturgia. Jesús siempre ora al Padre por el grupo de los discípulos, los ha formado en pequeña comunidad y espera de todos ellos el fruto de la trasmisión de la fe a otros muchos. Nos incluye ya a nosotros en esa plegaria, y a los que reciban a Jesús a través nuestro.

Haz silencio profundo para pedir la unidad de los creyentes en Jesucristo y el don de su Espíritu Santo.

Señor, me pongo en disposición de recibir Tu Espíritu Santo, y te ofrezco mi sencilla colaboración a la expansión de Tu Evangelio. Gracias por orar por mí al Padre. Confío en tu intercesión también por todos los que amo y a los que les hablo de Ti y de Tu Evangelio.

Amén

Con Tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.