Una socialdemócrata se convierte en la Primera Ministra de Suecia

Magdalena Andersson, primera ministra sueca, durante la votación en el parlamento en Estocolmo, el 24 de noviembre. Foto: AP

El Parlamento sueco eligió este miércoles como Primera Ministra a la socialdemócrata Magdalena Andersson, que encabezará un Gobierno de coalición entre su formación y los excomunistas del Partido de la Izquierda para suceder a Stefan Löfven, quien dimitió el 10 de noviembre tras perder una moción de censura.

La socialdemócrata Andersson se convertirá en la primera mujer en dirigir el gobierno de este país nórdico, tras días de arduas negociaciones.

Andersson era hasta ahora Ministra de Finanzas del gobierno del Primer Ministro Stefan Löfven, quien dimitió tras perder una moción de censura en junio pasado.

La nueva Primera Ministra logró 117 votos a favor, con 57 abstenciones y 174 votos en contra. En Suecia, un gobierno recibe el visto bueno si la mayoría de diputados (es decir 175) no vota en contra, reseña el portal DW.

La economista de 54 años, que asumió el liderazgo del partido socialdemócrata en noviembre, cerró un pacto con el Partido de la Izquierda el martes por la noche para subir las pensiones a cambio de garantizar su victoria.

«Hemos alcanzado un acuerdo para fortalecer los ingresos de los pensionistas más pobres», dijo Andersson a la televisión pública SVT tras el pacto.

El primer reto de Andersson

La socialdemocrata, que se reunirá el viernes con el rey Carlos Gustavo, afronta este mismo miércoles su primer gran reto: la votación de los próximos presupuestos.

Andersson depende del voto favorable del partido Centro de Suecia para sacar adelante las cuentas nacionales. Si esta formación no apoya a la primera ministra, la oposición conservadora podría impedir la aprobación de los presupuestos.

Este miércoles, antes de la votación de investidura de Andersson, la líder del partido Centro de Suecia, Annie Lööf, había anunciado que su partido no bloquearía su elección como Primera Ministra.

Sin embargo, Lööf resaltó que su formación política no apoyará el plan del gobierno con respecto a los presupuestos, debido al pacto de los socialdemócratas con los excomunistas, pública el diario El País.

Los socialdemócratas están rozando sus mínimos históricos de apoyo y se ven amenazados por los conservadores moderados, que recientemente se acercaron al partido antiinmigración de los Demócratas de Suecia y confían gobernar con su apoyo informal.

Fuente: El País, DW