Venezuela y Países Bajos acuerdan “apertura gradual” de las fronteras con Aruba, Curazao y Bonaire

37
Informe Bachelet ONU
Foto: Archivo web

El gobierno de Venezuela ha venido sosteniendo conversaciones con el reino de Países Bajos, poseedor de los derechos políticos sobre las islas de Aruba, Curazao y Bonaire. Los primeros resultados de los acercamientos diplomáticos entre ambos gobiernos culminó con acuerdos importantes, según informó la cancillería venezolana.

Hay que acotar que Bonaire es un municipio especial y parte integral de Países Bajos, mientras que Curazao y Aruba son países constituyentes, por tanto forman parte integral de ese reino.

De acuerdo con la información divulgada mediante un comunicado oficial, ambos gobiernos decidieron iniciar las “discusiones técnicas sobre la apertura gradual de las fronteras marítimas y aéreas con las islas Aruba, Curazao y Bonaire”.

A juicio del canciller de Venezuela, Carlos Faría, la decisión de ambos gobiernos propiciará el desarrollo económico, social y cultural.

También redundará en relaciones económicas importantes de Venezuela con los países del Caribe y de Sudamérica. Además, implica un cambio radical de política exterior por parte de Países Bajos hacia el gobierno que preside Nicolás Maduro Moros.

En el comunicado también aseveran que este acuerdo beneficiará económicamente tanto a Países Bajos, sus islas y Venezuela fomentando el intercambio comercial.

De hecho, ambos gobiernos coordinarán a corto plazo una nueva reunión para abordar, entre otros temas, “el comercio marítimo transfronterizo gradual de productos”.

La seguridad transfronteriza también forma parte de la agenda entre ambos gobiernos y no se descarta que sea uno de los pilares de un nuevo acercamiento a corto plazo.

De acuerdo con el texto oficial, también se tienen presente los acuerdos logrados en las consultas técnicas celebradas en Willemstad, el 10 de marzo de 2020 y Caracas, el 15 de diciembre de 2020.