A casa llena se presentó el Salsa Fest en el Poliedro

214
Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría

La salsa se apoderó del Poliedro de Caracas la noche de este sábado 13 de abril con el evento que llevó por nombre Salsa Fest. Cuando el reloj marcó las 7:10 de la noche el grupo de danza Elaram comenzó la fiesta tal y como lo aseguraron los organizadores del espectáculo.

La tarima que dispusieron, en formato 360, permitía que el talento se desplazara por todos los ángulos del escenario. A decir verdad, quienes tuvieron mejor visión y comodidad fueron las personas que se sentaron en las sillas superiores del poliedro.

“El Tigre” Rafael y Samir Bazzi se encargaron de animar la noche, sin dejar de lado a la actriz Daniela Alvarado, quien animó al inicio con “El tigre”, quien posteriormente con su estilo único anunció que el escenario estaba listo para recibir al primer talento de la noche: Melany Ruiz.

Ruiz, con traje negro, no solo interpretó sus temas A quién, dónde estarás, Ese amor es mi hombre, Equivocada, entre otras, sino que también interactuó con el público y contó algunas de sus experiencias tanto en el amor como en el desamor hasta que cerró a las 8:55 de la noche con Piedra de tranca.

DJ Sandunga puso lo que el público quería escuchar: ¡Salsa!

Quince minutos después el DJ Sandunga puso a bailar a todos los presentes con un set del género que se quería oír y cantar en el coso de La Rinconada: ¡Salsa!

El público cantó a todo pulmón A dónde irá, Nada sin ti, Amor y control, Cada vez otra vez, Corazón embustero, entre  otras que, literalmente pusieron de pie a todos hasta que el estilo único de “El Tigre” Rafael y a viva voz anunció al primer talento internacional: el colombiano Hansel Camacho, quien no logró levantar a los salseros de sus sillas.

Sin embargo, el público lo acompañó cantando Verdades y Fidelidad (con la segunda se bajó a la zona VIP para interpretarla con los asistentes más cercanos) hasta que a las 11:02 de la noche culminó su presentación.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría

El Salsa Fest se prolongó por 12 horas

Posteriormente volvió a escena Samir Bazzi, quien aprovechó la ocasión para alabar la bondad de los venezolanos y elevar su respeto a quienes decidieron probar suerte en otras tierras fuera de Venezuela.

“Somos trabajadores, panas, buena onda” y así también enalteció a la siguiente fémina y criolla: Marianella, “La rubia de la salsa”, quien salió trajeada de negro, botas grises y llena de mucha escarcha e interpretó los temas que pegó hace ya varias décadas, entre esos, Amor compartido, Debe volar el amor, Al fin salí de ti, los cuales corearon todas las personas hasta que bien entrada la medianoche terminó su show, no sin antes presentar a su hija que forma parte de su orquesta y también bendijo a todas las madres de Venezuela.

Pedro Arroyo: “¡Estamos haciendo historia!”

Ya bastante cerca de la 1:00 de la mañana “El Tigre” Rafael puso los corazones a millón porque le tocaba el turno a uno de los salseros más esperados de la velada: Pedro Arroyo, quien puso de pie a todo el Poliedro con un impecable repertorio que inició con Fui el segundo en tu vida; Bésame, abrázame, y aprovechó la ocasión para agradecer la presencia a todo el público “por acompañarnos a casa llena estas 15 mil personas. ¡Estamos haciendo historia!”, expresó.

Luego continuó con una seguidilla de éxitos: Todo me huele a ti, Llover sobre mojado, Descártame, He decidido olvidarte, Soy lo peor, Tu ausencia, Cuando hablan las miradas y se despidió a la 1:49 de la mañana de este 14 de abril. Sin embargo, el público pidió otra canción, pero no hubo otra.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría

“El Tigre” Rafael le pidió al público que no se durmiera

Cuando el reloj marcó las 3:00 de la mañana era el turno para “El pastor de la salsa”, Alex D’ Castro, quien además de cantar sus emblemáticos temas, entre esos, Cara a cara, Avanza y dime, Qué sería de mí, también cantó con su hijo Carlitos D’ Castro.

Tras culminar la presentación de Castro ya el público sabía que faltaba menos para vivir las canciones de los otros artistas más esperados de la noche: Roberto Lugo y Willie González. Lugo apareció a las 4:31 de la mañana y, con la elegancia que lo caracteriza en su vestimenta, arrancó con Corazón en blanco para sorpresa de todos los presentes.

Posteriormente, Lugo agradeció a los promotores del Salsa Fest, aunque expresó que una persona lo estafó sobre el dinero que debían cancelarle por el show en Caracas. Ante eso, comentó que tanto él como su esposa asumieron los gastos para poder cumplir con los promotores y al público en el Poliedro.

El repertorio del boricua siguió con Mujer enamorada, Compárame, Quédate, Jugando con mi vida, Entrégate y Si me dejas amarte, entre otros éxitos que interpretó Lugo hasta las 5:45 de la mañana.

Willie González puso de pie al público ¡a las seis de la mañana!

Algunos flancos del Poliedro de Caracas asomaron que la luz del día había llegado y exactamente a las 6:12 el romántico Willie González volvió a poner al público de pie para que cantara con él a todo pulmón Enamorado de ti, Seda, Tómame como soy, Doble vida, Pequeñas cosas, No podrás escapar de mí, Amor pirata, Esa, Quiero morir en tu piel y Hazme olvidarla, con ésta última ya era casi las 7:15 de la mañana y una buena parte del público de la parte superior se había retirado.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría

El Salsa Fest estuvo marcado por la buena organización, sonido, iluminación, atención al público, el buen comportamiento de los asistentes, así como también con una extensa opción de alimentos y bebidas para todos los asistentes. Sin dejar de lado a los funcionarios de seguridad quienes ayudaron a que tanto la entrada como la salida fluyera lo mejor posible para todos.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.