¿Cómo le fue al sector comercial en el 2021?

comercio Maturín
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Para la presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Tiziana Polesel, la denominada “recuperación económica” en el país fue tímida.

En una entrevista concedida a Radio Fe y Alegría Noticias, Polesel dijo que la recuperación fue inferior a lo esperado, debido principalmente a la implementación del esquema 7+7 en casi todo el año, “lo que significó un impedimento para que la recuperación ocurriera en mayor medida”.

“Si bien es cierto, algunos sectores reportan incrementos del 13%, otros del 20 o 30% en relación al 2020. Pero no olvidemos que para nosotros es difícil establecer cifras, ya que nuestro sector surte a otros sectores de la economía nacional; por ejemplo, hay un sector de comercio y servicios que atiende a la construcción, que evidentemente tuvo un año todavía negativo”, indicó.

Polesel suscribe la postura de que “aparentemente” en el 2021 se detuvo la caída que venían registrando.

Comerciantes tuvieron que invertir de su capital

La presidenta de Consecomercio expresó que el sector comercial ha enfrentado el tema de la intermitencia en el servicio eléctrico con inversiones que salieron de su capital para colocar plantas eléctricas, construyendo pozos de agua, y lograr mantenerse operativos frente a las fallas del servicio.

Aseguró que también les tocó solventar la escasez de combustible y ajustar los horarios a los trabajadores quienes se les complicaba abordar el transporte público.

“El sector utilizó sus propios recursos para no cerrar y dejar de atender a la clientela, por lo que en este momento no solamente tiene que enfrentar una escasez de inventario, sino también una muy baja disponibilidad de fondos; por lo tanto, la reactivación del crédito sería uno de los requisitos más importantes para que realmente pudiéramos hablar de esa real recuperación para nuestro sector”, resaltó.

Asimismo, Polesel recomendó que se restablezca el uso del bolívar e instó a que se creen medidas para que el comercio se base en un tipo de moneda, a fin de evitar errores, ya que considera que la utilización de muchas monedas genera problemas de transacciones y aumenta los posibles errores.