En México se “normaliza” la violencia: Caso Querétaro

115
Enfrentamientos en un partido de fútbol entre Querétaro y Atlas en México. Foto: Cortesía

La violencia en Querétaro, una ciudad ubicada al norte de México, se produjo porque en ese país se «normaliza» la violencia. Así lo indicó el productor deportivo Omar García en una conversación con Radio Fe y Alegría Noticias para el programa De Primera Mano.

García se refiere a un partido de fútbol que ocurrió este sábado 5 de marzo entre los equipos Gallos de Querétaro y Atlas de Guadalajara, que culminó con una ola de violencia la cual, según los reportes oficiales, dejó el saldo de 26 personas heridas.

De acuerdo con García, en los últimos años, México ha tenido altos índices de violencia que no son ajenos en los partidos de fútbol y quedó demostrado la noche del sábado 5 de marzo.

«No se puede simplificar los hechos. Hay que buscar las causas y entender que es un problema que va relacionado a la marginación, estructuras violentas y me atrevería a decir que con pacto patriarcal», afirmó García.

Dijo que los aficionados del deporte deberían tenerse respeto y extenderse la mano al final de un partido. Una acción que debería venir por iniciativa de los mismos equipos.

«El control y la represión no es el camino, sino pensar en cómo podemos crear un mejor tejido social mejor. Que a partir del deporte se pueda generar un canal de paz y diálogo. Al final, la educación es el único camino real para tener una mejor sociedad», resaltó.

¿Qué ha pasado tras dos días del evento?

Según informó la secretaria del gobierno de Santiago de Querétaro, hasta el momento registraron 26 personas lesionadas. Sin embargo, a través de las redes sociales surgen testimonios de personas quienes afirman que la cifra no es cierta, pues al parecer algunas personas habrían fallecido y otras más estarían heridas.

García informó que gobierno de México planea abrir un proyecto de investigación, pero no hay ningún responsable ni presunto.

Los mexicanos al no ver justicia tratan de identificar a los agresores en los videos públicos de la tragedia y encontrando sus perfiles en Instagram, Facebook y Twitter.

«Con el venir de los días se platicaran otras cosas porque se encontró elementos que tendrían que ver con el crimen organizado por las señas y patrones sistemáticos en las agresiones», señaló el productor.