Guajira, un destino turístico olvidado

108
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Habitantes del municipio Guajira, en el estado Zulia, aseguran que solo pueden ofrecer su hospitalidad a los pocos turistas que se aventuren a recorrer la Laguna de Sinamaica, la playa de Caimare Chico y los “exóticos” palatifos que se encuentran en el pueblo.

Las aguas contaminadas, como resultado del contrabando, son el contraste de un destino turístico de referencia nacional e internacional que solo queda en el recuerdo de sus pobladores.

“Nuestros espacios recreativos están en la nada”, afirmó a Radio Fe y Alegría Noticias Haydee Pacheco, vecina de la Guajira, quien se refirió a un lugar para mostrarle a los turistas: la playa de Caimare Chico.

“Le vamos a mostrar una playa descuidada, llena de basura, no tiene ni siquiera una enramada para que el turista pueda llegar y colgar su chinchorro y que la pase muy bien”, ironizó Pacheco.

Nada de servicios públicos

Agregó que si un turista llega al pueblo tendrá más de un dolor de cabeza con los servicios públicos.

“Algún hermano colombiano que desee visitarnos solo le podemos brindar nuestra hospitalidad que nos caracteriza como wayúu y ofrecer un techo donde puedan dormir desde la humildad de nuestros hogares. Es lo que tenemos para ofrecer, pero no podemos darnos el lujo de decir: ven a mi municipio que aquí tenemos todo”, dijo Pacheco.

El profesor Jairo Gil, habitante de la población de Paraguaipoa, expresó que el servicio eléctrico es “pésimo”, no tienen conexión a Internet, no hay servicio de agua y tampoco hoteles. “El hotel lo van a conseguir en Maracaibo, con todas las deficiencias que hay”, indicó.

Otro elemento que descartaría cualquier posibilidad de atracción turística es la extorsión que, según Gil, realizan los funcionarios de los cuerpos de seguridad.

“Es imposible ofrecerle algo a los extranjeros para que quieran venir, empezando por la inseguridad y la falta de servicios”, resaltó.

Para que el turismo se desarrolle se debe contar con una plataforma de servicios básicos, pero también servicios turísticos de alojamiento como posadas, refirió el profesor Gil. “Y en la subregión Guajira no lo tenemos. Maracaibo tendrá uno o dos hoteles con la capacidad, pero no creo que tengan una agencia de turismo y que puedan hacer algo con ello”.

El parque eólico de la Guajira contemplaba un proyecto de megaturismo, la oportunidad de volver a ser el destino preferido por los venezolanos y colombianos, pero esto solo se quedó en el papel.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.