Habla la madre de Robert Bolívar, muerto en calabozos del Cicpc

523
Foto: RRSS

Robert Alexis Bolívar Galán, de 30 años de edad, murió el pasado sábado 1 de abril en los calabozos del Cuerpo de Investigaciones en la ciudad de Maturín, estado Monagas.

Recientemente, su madre denunció las irregularidades que ocurrieron antes de que su hijo muriera, quien al momento de su detención, pesaba 96 kilos y murió con 40 kilos menos, reseñó el portal Impacto Venezuela.

No obstante, su familia solicitó una medida humanitaria para que Bolívar recibiera atención médica, la jueza que llevaba su caso aseguró que no tenía nada y que estaba bien de salud.

Sobre la detención

A Bolívar, quien se dedicaba al boxeo, lo detuvieron en agosto de 2022 junto a Andujarth Fermín (30) porque presuntamente se dedicaban a captar a personas a través de fotografías y enviárselas a Rahinier Vera y recibir dinero por ello.

En ese entonces, el director del Cicpc, Douglas Rico, aseguró que se trataba de un grupo hamponil que contactaban a ciudadanos vía WhatsApp y le pedían 500 dólares. De lo contrario, atentarían contra sus vidas.

Sin embargo, a Bolívar, a quien consideraban como un atleta de “alto rendimiento”, su salud se deterioró ante la vista de sus padres. Su madre, Libis Galán, denunció la falta de condiciones humanitarias no solamente hacia su hijo, sino también hacia los otros reclusos en esa sede policial.

De acuerdo a la reseña de Impacto Venezuela, Bolívar cayó en cama en diciembre de 2022 y presentó elevados episodios de fiebre, y las medicinas no hacían el efecto esperado. Ante esta situación, sus familiares y equipo de defensa, pidieron un permiso al Tribunal de Ejecución 2 para que el joven recibiera atención médica, pero nunca tuvieron respuesta.

No fue sino hasta comienzos de este año, cuando la familia del boxeador logró llevar a una enfermera hasta el sitio de reclusión para que le tomara unas muestras a Bolívar. Ya en ese entonces sabían que varios detenidos estaban enfermos.

Robert Bolívar tenía tuberculosis y VIH

Los resultaron arrojaron que Bolívar tenía no solo tuberculosis, sino también VIH. Posteriormente, su familia acudió a los tribunales para pedir un permiso y que recibiera un traslado médico. Este permiso sí lo obtuvieron y a pesar de que le repitieron los exámenes para confirmar el diagnóstico, un médico forense pidió que Bolívar permaneciera en un sitio adecuado para no solo recibir su tratamiento, sino para que también tuviese la atención humana indicada.

Sus padres pidieron que le otorgaran la medida de “casa por cárcel”, pero la jueza que llevaba el caso afirmó que Bolívar no tenía nada, aunque en varias oportunidades lo trasladaron a un centro médico asistencial para recibir hidratación, una inyección de diclofenac y luego lo regresaban a su sitio de reclusión.

“Hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos”

A Bolívar lo llevaron el 28 de abril hasta el Hospital Dr. Manuel Núñez Tovar. Tenía las plaquetas en 43 y la hemoglobina en 4. Su madre afirmó que tenía un cuadro de pancitopenia.

“Nosotros como padres hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos, pero Robert murió a las 2:00 de la tarde del 1 de abril. No pudo luchar más”, expresó su madre.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.