“Lo que ocurrió el domingo fue un Caracazo electoral”

39
Foto: Archivo.

El pasado 9 de diciembre se llevaron a cabo las elecciones de concejales y concejalas en todo el país. Los resultados fueron contundentes: solo el 27,3% del padrón electoral asistió a las urnas electorales.

Ricardo Lobo, presidente de la fundación Renovando Esperanzas y analista político, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que hubo una participación escueta el 9 de diciembre, lo que se traduce en un “Caracazo electoral”, sin la violencia que caracterizó los días de 1989. Se expresó de otra manera más silenciosa: con abstención.

“Es un hecho que no deja de darle legitimidad al proceso, pero que entra en una condición de cuestionarse si hay legalidad”, indicó.

Para Lobo, la respuesta de la población fue muy clara el domingo: “dijeron ‘de eso no me hables, dame soluciones concretas’”.

Lobo aseguró que la política en Venezuela envejeció, ya que da “la impresión que para la ciudadanía hay conceptos y terminologías que están desfasados de lo que ellos realmente quieren y necesitan. Un término que si quieren es ‘soluciones’, acompañado del apellido ‘concretas”.

A pesar de las irregularidades presentadas en las elecciones, insistió que existe legalidad en el proceso: “El 77% que decidió que otros decidieran por él, no le quita legalidad. Ahora bien, la legitimidad está en que hubiese sido más provechoso para la ciencia política y para el país que la mayoría hubiese ido a votar”.

Aseguró que el país viene de altas participaciones electorales en otros años, afirmando que “hoy ni podría ser una excusa decir que las elecciones de concejales presentan baja participación, porque venimos de 20 años electorales”.

Sin embargo, los números presentados por el Consejo Nacional Electoral confirman que las elecciones de concejales a lo largo de los años han tenido un alto nivel de abstención. En el proceso electoral municipal de 2000 se registró un 76,2% de abstención; en las del 7 de agosto de 2005 hubo 69.18% de abstención; y 41.08% de la población electoral no acudió a votar en los comicios del 8 de diciembre de 2013.

Se ha señalado que estos comicios debieron ser en diciembre del año pasado, en conjunto con las elecciones de alcaldes, como lo estipula el artículo 2 de la Ley de Regularización de los Periodos Constitucionales y Legales de los Poderes Públicos Estadales y Municipales, pero se realizaron cada una por separado, decisión cuestionada.

El analista político tiene un planteamiento: “si se iban a elegir concejos municipales, órgano jurídico que permitiera el control sobre la gestión pública de un alcalde, que es el gobernante más cercano a la ciudadanía, hubiese sido factible que se abriera la posibilidad de legitimar las comunas y concejos comunales, dándoles mayor poder, y convirtiéndolas en la fuerza que ejercería el control político-social de cada comunidad. Por lo que se suprimirían las elecciones de concejales y concejalas”.

Además, aseguró que una forma de romper el “neodarwinismo social”, era ir a un proceso que llevara al país a tener comunas y concejos comunales, alrededor de la gestión municipal de un alcalde, y después llevarlo al concejo legislativo.

Según el politólogo, esos híbridos pueden ser tomados como una locura, “pero están en el estamento constitucional, y a lo mejor eso lograba que el ‘desalineamiento partidista’ (distancia entre la población y el partido político) se redujera. Hoy tenemos uno muy avanzado, la población no cree en los partidos ni en la política”, sentenció.

¿Nueva crisis del Estado Venezolano?

Lobo manifestó que probablemente el Estado venezolano se encuentre en una nueva crisis política, puesto que tienen políticas atrasadas: “si la constitución del 61 tuvo una crisis que nos llevó al chavismo, pareciera que la constitución del 99 está entrando en una crisis similar que nos conlleva a pensar que la política, en solo 20 años, se ha apresurado. Quiere decir, que aunque el Psuv nos diga que un elevado porcentaje de los concejales electos son jóvenes, ganan con un estamento envejecido”.

Por Nazaret Torres Padrón