Monseñor Mariano Parra pidió reflexionar sobre el abuso infantil

233
Moseñor Mariano Parra - arzobisto de Coro
Foto: Archivo.

A propósito de la semana de prevención de abuso sexual, de conciencia y de poder contra niños, niñas y adolescentes que hace la Iglesia católica venezolana, el segundo arzobispo de Coro, Monseñor Mariano Parra, pidió a la sociedad aprovechar estos días para reflexionar sobre este tema.

Monseñor Parra enfatizó que el abuso hacia los más jóvenes deja secuelas y serios problemas psicológicos en esta víctimas, que son personas vulnerables que no tienen cómo defenderse.

Es precisamente por ello que la Comisión Nacional de Cultura del Buen Trato, Salvaguarda y Protección de la Conferencia Episcopal Venezolana, integrada por la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), la Conferencia Venezolana de Religiosas y Religiosos (Conver) y Cáritas Venezuela, propone esta semana de concientización y de educación para evitar que casos de abusos se sigan presentando.

Hay que reflexionar en casa y en las escuelas sobre el abuso

“Yo creo que en las escuelas es importante la reflexión, comenzando a informar para que los niños y niñas y adolescentes estén prevenidos y no se dejen abusar. También es importante que se den reuniones familiares para asesorarlos, acompañarlos e informarles para evitar que se dé este flagelo. Muchos de estos casos pasan con frecuencia en familias, a veces abusados por los mismos familiares. Han salido en Coro situaciones bastantes graves de abuso por algún familiar. Y no solo hablo de abusos sexuales; sino de autoridad, violencia intrafamiliar”, dijo Monseñor Parra este jueves 17 de septiembre durante una entrevista concedida al programa De Primera Mano, trasmitido todos los días por Radio Fe y Alegría Noticias.

Asimismo, Monseñor Parra lamentó que los niños, niñas y adolescentes, que son seres “inocentes e indefensos”, sufran por cualquier tipo de abuso que son cometidos por adultos.

“Hay mucho abuso de poder y papás que se creen en el derecho de poder maltratar a sus hijos. Lo importante es que esta semana se reflexione de diferentes maneras”, afirmó.

Finalmente, el arzobispo de Coro envió un mensaje a los feligreses venezolanos: “Recordar que la vida de cada uno de los seres humanos es sagrada. Recordemos que Dios nos creó a su imagen y semejanzo; por tanto, Dios se representa en nosotros y que tenemos una dignidad a la que no debemos faltar. Cada persona tiene una dignidad que respetar y sobre todo aquellos inocentes y menos que no tienen la capacidad de defenderse”.