Secretario de Defensa de EEUU: Ninguna tropa irá contra la gente

Donald Trump, Mark Esper y el General Mark Miley caminan a una iglesia cercana a la Casa Blanca
En esta foto de AFP puede verse al Secretario de Defensa Mark Esper justo detrás de Donald Trump, en una polémica sesión de fotos

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, declaró este miércoles 3 de junio que no apoya el despliegue de la armada para terminar las protestas contra la violencia racial en el país.

“No apoyo que se invoque el Decreto de Insurrección”, dijo Esper desde el Pentágono, refiriéndose a las amenazas del presidente norteamericano Donald Trump de usar al ejército para suprimir las manifestaciones.

“El uso activo de las fuerzas militares para reforzar la ley debería ser el último recurso y sólo en las más urgentes y desesperadas situaciones. No estamos en ninguna de éstas”, aseguró.

Esper calificó de “horrible crimen” el asesinato del ciudadano afroamericano y consideró que “los oficiales en la escena ese día deberían ser responsables de su homicidio. Es una tragedia que hemos visto repetirse muchas veces”.

Esper también reaccionó a la polémica sesión de fotos protagonizada por Trump, en la que posó frente a una iglesia con la Biblia en mano.

“No sabía que eso ocurriría, pensé que haría dos cosas: ver algunos daños y hablar con las tropas”, dijo el secretario de Defensa a NBC.

Renuncia un funcionario

A las declaraciones de Esper se suma la renuncia del miembro de la Mesa de Ciencias de Defensa del Pentágono, James Miller, en rechazo a las acciones de Trump.

“Quizás no habría sido capaz de evitar que el presidente Trump dirigiera este terrible uso de la fuerza, pero podría haber elegido oponerse. Al contrario, usted, visiblemente, lo apoyó”, dijo Miller en una carta de renuncia diriga a Mark Esper y publicada por The Washington Post

En la opinión de Miller, la actitud del presidente de Estados Unidos “viola su juramento de cuidar el fiel cumplimiento de las leyes, así como la primera enmienda que garantiza el derecho del pueblo de manifestar pacíficamente”.