Waraos fueron obligados a retornar a sus comunidades

Más de 300 waraos aproximadamente fueron obligados a retornar a sus comunidades por parte de las autoridades regionales en Delta Amacuro.

Los waraos habían arribado a Tucupita de forma constante desde junio de 2021, y el número había aumentado considerablemente. La presencia de los originarios se hizo más evidente desde inicios de septiembre.

En intento de huir de la grave crisis humanitaria en sus propias comunidades, los waraos se establecieron en el paso Manamo de Tucupita a orillas del río del mismo nombre que da acceso directo a la capital de Delta Amacuro.

Algunos tenían la intención de continuar el viaje con destino a Brasil, pero este intento se vio truncado luego que el sábado 18 de septiembre, funcionarios de la alcaldía del municipio Tucupita y la gobernación del estado los obligar a volver.

Las autoridades locales habilitaron una embarcación con capacidad para más de 200 personas, y otras cinco lanchas con capacidad para veinte personas cada una.

El resto de los waraos debieron abordar sus canoas de madera y emprender el regreso siendo remolcados.

Este retorno ocurrió este sábado en contra de la voluntad de los originarios. Según José Quiñones, uno del waraos que partió a su comunidad, muchos tienen decidido volver.

“Nosotros vamos a volver. Hay muchos que como yo van a volver porque en nuestras comunidades no tenemos comida, y tampoco tenemos con qué comer”, afirmó.

Las inundaciones de agosto provocaron la pérdida total de sus sembradíos. Además, la inseguridad, la falta de medicina y las inexistentes fuentes de trabajo compone un escenario social complejo.

Denunciaron que grupos de civiles armados roban a familias enteras en sus residencias, hurtan las cosechas, y amenazan constantemente para obligar a los campesinos a entregas sus crías de animales que va desde pollos, cerdos y algunas reses.

Durante los últimos días más waraos arribaron a Tucupita intentando vender cangrejo, un producto que se convirtió en el sustento económico de los waraos de forma circunstancial.