A un año de la tragedia de Tovar: «yo no me voy de aquí»

387
A un año de la tragedia de Tovar
Foto: Héctor Cortez/Radio Fe y Alegría Noticias

Dicen que después de la tormenta viene la calma. Así quiere pensar y seguir llevando su vida el señor José Elizandro Zambrano, afectado por la vaguada que se convirtió en tragedia en Tovar, Mérida, el 23 de agosto de 2021.

«Yo no me voy de aquí, primero termino yo la casa pegando bloque en bloque», nos contó el señor Zambrano mientras espera que el gobierno le cumpla con lo que le prometió el año pasado: construirle de nuevo su casa porque así como muchos lo había perdido todo.

En su relato reveló que en los primeros días a algunos de los afectados los ubicaron en una vivienda «solo porque había elecciones, el resto creo que es mentira».

«Hay casas listas en el sector La Jabonera, ya listas”, indicó el afectado, quien también aún vive en esa comunidad. Sin embargo, aún no las han entregado, por este motivo Zambrano aseguró que «nos cargan a mentira».

El tovareño comentó que su familia se encuentra ubicada en un refugio, pero él sigue firme en su vivienda, ya que los funcionarios de los organismos encargados les dicen que «las casas están en construcción».

Ante esta situación, Elizandro Zambrano afectado en el desastre de Tovar, hizo un llamado a las autoridades y organismos competentes a «que cumplan la palabra, que no engañen a la gente».

Al principio los llenaron de promesas

Cuando se presentaron estos hechos era tiempo prelectoral para los comicios regionales. Por eso, en los primeros días llovían las promesas por parte de los candidatos, aseguró Zambrano. Pero «desde las elecciones no han entregado más casas», y agregó que tampoco han recibido ayudas en enseres ni artículos básicos.

Y aunque destacó que al principio del desastre «mucha gente colaboró», le reiteró a las actuales autoridades de Mérida que se aboquen la situación porque muchas familias aún viven con los daños que dejó la vaguada del 23 de agosto.

Foto: Héctor Cortez/Radio Fe y Alegría Noticias

Por Héctor Cortez y Zachari Roa/Radio Fe y Alegría Noticias