Haití | Iglesia se paraliza en protesta por secuestros

Las ultimas protestas en Haití se han dado, en rechazo a los secuestros. Foto: afp

Una gran ola de inseguridad y angustia se vive en el país caribeño, desde hace meses, ante el incremento de secuestros que mantiene a los Haitianos desprotegidos y sin una respuesta efectiva por parte del gobierno, para frenar la violencia.

El pasado domingo 11 de abril al menos diez personas, entre religiosos católicos y cercanos, fueron secuestradas, representando una astilla más en la encrucijada de la nación caribeña, entre los retenidos se encuentran cinco sacerdotes, dos monjas y otros tres ciudadanos.

Según los medios locales, los autores exigen un millón de dólares para devolver con vida a los clérigos, entre los que figuran dos de nacionalidad francesa.

Ante esta situación los obispos de Haití celebraron una misa de protesta este jueves 15 de abril, contra los secuestros, después del rapto de los religiosos ocurrido el pasado fin de semana, un hecho que precipitó la renuncia del primer ministro, Joseph Jouthe.

La celebración eucarística celebrada en la iglesia de San Pedro de Pétion-Ville, en la capital haitiana, se convirtió en una auténtica manifestación.

El arzobispo de Cabo Haitiano, Launey Saturné, hizo un llamamiento a las autoridades para que asuman su responsabilidad en la lucha contra los secuestros, que se producen a diario en todo el país.

“En esta situación, parece que estos bandidos tienen más poder que el Estado y la Policía. El Estado permanece inactivo viendo cómo la muerte se instala sobre nosotros”, dijo el purpurado.

Templos y actividades económicas paralizadas

A su vez la Iglesia Católica realizó una jornada de paro en todos sus templos y centros educativos, que fue secundada por otros sectores de la sociedad.

Las actividades económicas y educativas quedaron prácticamente paralizadas este jueves 15 de abril en Puerto Príncipe y en localidades provinciales de Haití, como forma de protestar para exigir la liberación de siete religiosos recientemente secuestrados y mostrar solidaridad con la Iglesia católica.

Escuelas, servicios, universidades, comercios permanecen cerrados, mientras disminuyó considerablemente la transportación colectiva en la capital como parte del paro.

Todo el sector empresarial privado de Haití y el sector escolar se unieron a esta convocatoria, más allá de la decisión de la Iglesia de realizar un paro laboral este jueves, para exigir la liberación de los secuestrados el 11 de abril.

Se celebraron misas y las campanas sonaron en todo el país en las iglesias católicas exactamente al mediodía, en señal de protesta y para exigir la liberación de los siete religiosos.

«Pedimos a los secuestradores que dejen de hacer llorar al pueblo haitiano. No podemos negociar la liberación de las personas como negociaríamos el pan. No podemos reducir la vida de un ser humano al precio de una mercancía», dijo el prelado.

«Soñamos con un Haití sin inseguridad, sin secuestros, sin violencia», dijo monseñor Saturné.

La mayor parte de las misas se convirtieron rápidamente en protestas contra el Gobierno actual, que, según los grupos de manifestantes, «no está haciendo nada» para combatir los secuestros y la inseguridad en el país.

Consejo episcopal latinoamericano preocupado

La presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), envió una carta a Monseñor Launay Saturné, arzobispo de Cap-Haïtien y presidente de la Conferencia Episcopal de Haití, para expresar su preocupación y cercanía ante “el secuestro abusivo y criminal de 5 sacerdotes, 2 religiosas y 3 laicos, en la ciudad de Croix-des-Bouquets”.

Desde el CELAM “levantamos nuestras voces para rechazar con todas nuestras fuerzas este acto cruel e inhumano que pone en riesgo la salud y la vida de diez personas que han dedicado su vida al servicio de Dios y del prójimo”, afirma el texto.

Además, los obispos exigen a los captores “en nombre del Dios del Amor, de la Justicia y de la Misericordia, que liberen inmediatamente a estos hermanos, injustamente privados de su libertad”, a la vez, que invocan a las autoridades competentes «a realizar denodados esfuerzos a fin de lograr la pronta libertad de estos hermanos”.

Gobierno de Haití ordena encontrar a recientes víctimas de secuestro

El Gobierno de Haití ordenó buscar y encontrar a los secuestrados en cualquier lugar del territorio nacional e iniciar los procesos judiciales contra los autores de crímenes, confirmó este jueves una fuente oficial.

El ministro de Cultura y Comunicación, Pradel Henríquez, anunció que tanto el Consejo Superior de la Policía Nacional, así como el resto de las instituciones involucradas en la seguridad se comprometieron a hacer ‘todo lo posible y sin demora’ para ofrecer respuestas claras a este flagelo.

En el Consejo de Ministros, el nuevo gabinete de Haití reconoció el aumento de los secuestros que ‘han contaminado el área metropolitana y siguen haciendo sufrir a las familias’.

Solo en los primeros tres meses del año, 157 personas fueron víctimas de este fenómeno, la mayoría en la capital del país, entre ellos niñas que además sufrieron abuso sexual, denunciaron organizaciones de derechos humanos.

La víspera tras la investidura del primer ministro interino Claude Joseph, el presidente Jovenel Moïse prometió que todos los recursos serán movilizados para combatir la inseguridad y reconoció la ineficiencia del Gobierno ante la problemática.

Fuente: Euronews, Gazzete Haití, Dw, Vatican news.