Pasan a juicio a los seis trabajadores detenidos acusados de varios delitos

161

Los seis trabajadores detenidos por diferentes causas fueron pasados al estatus de enjuiciados luego de que el juez José Márquez, del Tribunal Cuarto de Terrorismo, admitiera las acusaciones en contra de ellos, este lunes 26 de setiembre.

Los fiscales Elin León y Yaneth Espinoza acusaron a los seis trabajadores de supuestamente planificar el asalto a un cuartel en Mérida para sustraer 120 fusiles, secuestrar a los padres del Ministro Tareck El Aissami y realizar actos de sabotaje el 5 de julio en contra del presidente Nicolás Maduro, según publicó la ONG Provea.

Se desconoce de qué se le acusa a cada quien

Todos los acusados pasan a juicio con una ratificación de medida privativa de libertad. Así lo determinó José Maximiliano Márquez, Juez 4° de Control en delitos contra el Terrorismo del área Metropolitana de Caracas.

La acusación es llevada a cabo por los abogados Elin León y Yaneth Espinoza, juristas de la Fiscalía 74 del Ministerio Público.

De esta manera, los sindicalistas y dirigentes del partido político de izquierda Bandera Roja serán sometidos a varias audiencias de juicio para determinar su culpabilidad o su inocencia de los hechos que se les imputan.

Los seis fueron detenidos entre el lunes 4 y jueves 7 de julio, en lo que varias organizaciones políticas y de derechos humanos han calificado como una ola represiva que incluyó detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, allanamientos ilegales y actos de hostigamiento.

Pese a la decisión del Juez, se desconoce específicamente de qué se le acusa a cada uno de los dirigentes sindicales y activistas de derechos humanos.

Dirigentes de Bandera Roja en el centro de los ataques

De acuerdo con la lista de los trabajadores que pasan a juicio, cuatro de los seis acusados son miembros activos del partido político de izquierda Bandera Roja. El resto, un sindicalista del Poder Judicial y un defensor de los derechos humanos, completan el grupo de los seis trabajadores detenidos y próximos a ser enjuiciados.

Alcides Bracho: líder social, profesor universitario e integrante del partido político Bandera Roja. Lo sacaron de su casa el lunes 4 de julio.

Reynaldo Cortéscoordinador de Bandera Roja en Guárico, fue detenido el 7 de julio en San Juan de los Morros.

Néstor Astudillo: miembro de Bandera Roja, lo detuvieron el 6 de julio, en Charallave, estado Miranda.

Alonso Meléndez: militante de Bandera Roja, lo aprehendieron el martes 5 de julio, en el estado Falcón.

Emilio Negrín: presidente de la Federación de Trabajadores del Poder Judicial. Lo detuvieron el 5 de julio, en El Junquito, Caracas.

Gabriel Blanco: sindicalista y activista de los derechos humanos. Su detención se ejecutó en Coche, Caracas, el 7 de julio.

Pedido de ayuda internacional

La audiencia de presentación terminó a las 6:30 de la tarde de este lunes 26 de setiembre, según informó uno de sus abogados defensores. Más temprano los familiares de los detenidos protestaron frente al Palacio de Justicia, en el centro de Caracas.

Exigen la liberación inmediata de los de seis sindicalistas detenidos desde julio de 2022. También solicitan a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y la Corte Penal Internacional que se pronuncien ante una nueva violación de los derechos humanos en Venezuela.

Según Diannet Blanco, esposa de Gabriel Blanco, “ellos son inocentes”, por tanto deben liberados con pleno gozo de los derechos consagrados en la Constitución de Venezuela.

Hace una semana tanto sus familiares como sus abogados denunciaron que las detenciones ilegales fueron acompañadas de otras irregularidades como el allanamiento de sus residencias sin órdenes judiciales, violación del debido proceso, entre otras.