Así también se silencia una radio

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Desde finales del 2017, diferentes estaciones de Radio Fe y Alegría en Venezuela han sufrido robos y vandalismo que, en varias oportunidades, nos han dejado fuera del aire incluso hasta la fecha. Así también se silencia una radio.

Solo en 2021 se han registrado ocho robos en nuestras emisoras de Maturín, El Tigre y Ciudad Guayana. A pesar de poner la denuncia ante las autoridades con competencia, los hechos se repiten atacando directamente los equipos de transmisión y sacándonos del aire.

En muchos de estos casos, es imposible reponer los equipos robados debido a los altos costos que representan. A ello se suma la falta de garantías y condiciones mínimas de seguridad en nuestras plantas de transmisión y oficinas para evitar volver a ser vandalizados.

Cronología del vandalismo

En la noche del sábado 2 de septiembre de 2017, desconocidos hurtaron el transmisor de enlace de Radio Fe y Alegría Caracas 1.390 AM. El aparato estaba la planta de transmisión ubicada en el kilómetro 7 de El Junquito y solo funciona para la frecuencia que le fue otorgada. Esto significa que los ladrones no podían obtener ningún beneficio de él por no tener el otro par que estaba en el estudio.

Radio Fe y Alegría Paraguaipoa
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El 31 de diciembre de 2017, más de 60 personas derribaron y se robaron la torre de transmisión de 120 metros de altura de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa 92.3 FM en Guajira, estado Zulia.

Casi un año después, en noviembre de 2018, robaron los cables de alta tensión que suministran electricidad al transmisor de Radio Fe y Alegría Tucupita 92.1 FM. Además, se llevaron unos 100 metros de cable que alimenta el bombillo de seguridad de la torre de trasmisión.

Unos días más tarde, otras personas entraron al edificio de Radio Fe y Alegría Barquisimeto 97.5 FM de donde se llevaron dos monitores, el procesador de audio y una computadora auxiliar; todos los equipos necesarios para salir al aire. También se llevaron un horno microondas del área del comedor.

En marzo de 2019, en medio del apagón nacional que dejó a casi todo el país a oscuras, se robaron 120 metros de línea de transmisión de Radio Fe y Alegría Maracaibo 850 AM sin la cual era imposible estar al aire. Este era el cuarto robo que sufría la radio en poco más de un año y era la segunda vez que robaban la línea de transmisión en los últimos 14 meses.

Radio Fe y Alegría Maturín
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El 2021 empezó con terribles noticias. El 7 de enero, aprovechando el inicio de año, un grupo de personas sometió al vigilante de la sede de Fe y Alegría en Maturín. De allí se robaron equipos de computación, máquinas de los talleres de capacitación. En el caso de Radio Fe y Alegría Maturín 105.9 FM, se llevaron la consola grabación y micrófonos.

Febrero terminó con el robo de 140 metros del cable de cobre de la planta de transmisión de Radio Fe y Alegría El Tigre 940 AM. Posteriormente, el 2 de marzo se llevaron la caja de sintonía que la mantiene apagada debido a la imposibilidad de reponer los equipos.

Pero no conforme con eso, el 29 de abril reportaron el robo de los pernos y tensores que sostienen la torre de transmisión. Ese día solo quedó sujetada por tres tensores y se hicieron las maniobras para que no cayera al suelo.

Ese mismo día, Radio Fe y Alegría Ciudad Guayana 103.1 FM también salió del aire tras el robo del cable de tierra que va desde el transmisor hasta la torre. En ese mismo hecho, el segundo en el mes, picaron otros cables de conexión y sustrajeron el aire acondicionado de la sala del transmisor y el cable de energía eléctrica.

El 5 de mayo, Radio Fe y Alegría El Tigre 940 AM volvió a sufrir de vandalismo, a pesar de ya estar fuera del aire. El vigilante de la planta de transmisión se percató que se habían llevado otros tensores y la torre estaba nuevamente en peligro de caerse.

Robo a Radio Fe y Alegría Ciudad Guayana
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El más reciente robo ocurrió este sábado 15 de mayo. Por tercera vez en menos de un mes, Radio Fe y Alegría Ciudad Guayana 103.1 FM siguió sumando daños. Esta vez incendiaron el aire acondicionado de la planta de transmisión, posiblemente para abrir un hueco e ingresar a llevarse los equipos que allí quedaban.

Así, de todas estas maneras de vandalismo, también se silencia una radio.

Más que unos equipos

Para Radio Fe y Alegría estas situaciones van más allá de la pérdida de equipos. Con estos robos también se silencia el derecho a la educación de miles de niños, niñas y adolescentes en el país que tienen con nosotros espacios como La Escuela en la Radio y RadioTubers para acompañar su proceso pedagógico de formación en casa.

Se silencia el derecho a la información y a la expresión de los usuarios al no poder escuchar más los espacios informativos en los que ponemos la mirada y los micrófonos en los pueblos indígenas, comunidades campesinas y barriadas populares para escuchar sus denuncias y anuncios. Para garantizar el derecho a la comunicación, con todas las voces.

Con los robos y el vandalismo a las plantas transmisoras también se silencia el acompañamiento espiritual que llevamos a través de la transmisión de la misa y los programas Bienvenido a tu Casa y Una Palabra Oportuna.

Así también se silencia una radio.