Sobrevivientes de Tovar sufrieron momentos “fuertes y horribles”

112
Sobrevivientes de Tovar cuentan que la vaguada dejó momentos “fuertes y horribles”
Asi quedó la vivienda de la familia Vera ubicada en Loma del Corozo, carrera 10 parte alta. Foto: Vladimir Vergara.

Han transcurrido 17 días de la vaguada del Valle del Mocotíes. Hoy, los sobrevivientes de Tovar narran sus historias y confesaron que vivieron momentos “fuertes y horribles”.

Uno de los casos es el de la profesora, María Herminia Vera, afectada del sector El Corozo Alto. Relató a Radio Fe y Alegría Noticias que en el momento de la vaguada su familia no sabía qué hacer. “Fue un momento muy fuerte, no tengo ni palabras para decir lo que pasó, fue horrible, como estamos en una zona de alto riesgo no sabíamos qué hacer, la lluvia fue demasiado grande”.

Los lugareños cuentan que las lluvias comenzaron en horas de la noche del día lunes 23 de agosto extendiéndose por aproximadamente 3 horas.

Luego quedaron totalmente a oscuras debido a que la vaguada afectó la subestación de Tovar quedando tapiada en un 70%. En la actualidad esta subestación eléctrica se encuentra operativa en un 95%.

Vera siguió contando. Dijo que los alimentos no le han faltado en su vivienda tras la ayuda humanitaria y la colaboración de los consejos comunales de la zona. Sin embargo, mencionó que no cuentan con el servicio de agua potable pese a que hace días el gobierno anunció que estaba instalando una planta potabilizadora portátil.

 “Yo veo que vienen de El Vigía, de Mérida, camiones, y gracias a Dios si nos han estado ayudando con comida. Estamos sufriendo es por la necesidad del agua potable. Siempre vienen a traernos cisternas pero lo que pasa es que nosotros teníamos una naciente y estaba ubicada en La Loma, era un tanque grandísimo y eso se desbordó con la lluvia. Eso ya es pérdida total. Nos van ayudar con algunas mangueras para poder surtirnos de agua”, precisó Vera.

La habitante de Tovar hizo el llamado a los organismos regionales a que no los olviden con el pasar del tiempo, puesto que las necesidades continúan en el Valle del Mocotíes donde casi 500 familias han sido afectadas por la vaguada.

Robos en medio de la tragedia                                                  

Según otros relatos de los sobrevivientes de Tovar, personas ajenas al lugar se han dedicado presuntamente a robar sus pertenencias que les quedaron en sus hogares. Además de desvalijar los vehículos que se encuentran con barro y escombros.