Educadores de Anzoátegui exigieron pago completo del bono vacacional

147
Profesores
Foto: Javier Guaipo

La mañana de este martes 2 de agosto, los educadores del estado Anzoátegui, protestaron una vez más en las afueras de la gobernación. Esto para exigir el pago completo del bono vacacional, el cual han recibido “mocho” debido a los ajustes aplicados arbitrariamente por la Onapre.

Maira Marín, presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros en la región, precisó que apenas recibieron el pago de un 25% de lo que les corresponde, calculado en base al salario que tenían antes del último aumento decretado por el Ejecutivo Nacional.

“Hoy la coalición sindical salió una vez más a la calle a exhortar a los ministros de educación y del trabajo. Así como al presidente Maduro y al gobernador de Anzoátegui, Luis Marcano; a que se pongan la mano en el corazón y nos paguen lo que corresponde”, expresó la sindicalista.

Suspensión de primas

De igual manera manifestó su inconformidad porque les han suspendido las primas, por el retraso en el pago de la bonificación de vacaciones y, por si fuera poco, en Anzoátegui hay más de 3 mil docentes que fueron centralizados a la nómina del ministerio y en ese cambio perdieron muchos beneficios.

“Rechazamos de manera categórica todas las violaciones a nuestros derechos. Ratificamos el descontento de que hoy no tengamos para comprar medicinas. Es inaudito que tengamos compañeros necesitando tratamientos especiales y no pueden costearlo”.

Asimismo, Marín pidió al mandatario regional que honre su palabra y pague la diferencia en el bono vacacional que se comprometió a cubrir.

“Prometió pagar un dinero que hasta ahora no hemos visto. Hay plata para hacer fiestas, montar tarimas y realizar actos proselitistas, pero no para cumplirle a la clase trabajadora”, expresó.

Señor Gobernador, sencillamente estamos pidiendo que nos paguen lo que nos corresponde, ya que no hay firma de contrato, no hay aumento, tampoco seguro social, médico o funerario. En fin, no hay nada”, finalizó.

Los manifestantes estuvieron por más de una hora obstruyendo el paso vehicular en las avenidas Miranda y 5 de Julio, frente al edificio de gobierno. Sin embargo, ningún representante del Ejecutivo regional se acercó a conversar con ellos.