Unos 265 combatientes ucranianos se rindieron en la acería Azovstal

Los 265 soldados ucranianos que desde hace semanas defendían la acería de Azov, en Mariúpol (sur), fueron evacuados finalmente, y ahora son prisioneros rusos.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa ruso 51 soldados están gravemente heridos.

Según la agencia EFE, el portavoz castrense, General Mayor Ígor Konashénkov, indicó que “ayer se entregaron los militantes de la unidad nacionalista de Azov y los militares ucranianos bloqueados en la planta de Azovstal en Mariúpol”.

Con anterioridad Ucrania había informado de la evacuación de 211 soldados ucranianos, incluidos 53 gravemente heridos.

Los dos centenares de militares sacados de la planta metalúrgica tras más de dos meses de asedio y casi tres meses de intervención bélica de Rusia en Ucrania, fueron llevados a Olénivka, cerca de la ciudad de Donetsk y controlada por Rusia, y el resto a Novoazovsk.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, introdujo el matiz de que su país continúa su labor para “salvar vidas” en la acería de Azovstal.

En contraposición

El Estado Mayor del Ejército aseguró este martes 17 de mayo que los soldados que resistieron a las fuerzas militares rusas en la acería de Azovstal han cumplido su misión, tras haber logrado evacuar de la zona a más de 200 militares.

Sin negociaciones

El viceministro ruso, Andréi Rudenko, aseguró este martes que entre Rusia y Ucrania no hay actualmente “ningún tipo” de negociación.

Las negociaciones entre las partes se estancaron hace mes y medio, después de recrudecerse los combates en Mariúpol y salir a la luz las imágenes de Bucha.