Adjani Jara: víctimas de violencia de género deben internalizar la autonomía

23

A propósito de los 16 días de activismo en contra de la violencia de género, Adjani Jara, psicóloga integrante de la Red de Ayuda Solidaria en Apure, instó a las víctimas de violencia de género a internalizar el valor de la autonomía, para no depender de nadie y así frenar la violencia, conocer nuevos rumbos y mejorar su vida. 

Jara explicó al programa Claro y Raspa’o, de Radio Fe y Alegría Noticias que el círculo de la violencia en el contexto de parejas tiene cuatro fases específicas: la de tensión, problemas o situaciones que causan incomodidad; la de agresión, uno explota en contra del otro mediante agresiones físicas o psicológicas; la de reconciliación, el agresor se muestra arrepentido; y la luna de miel: la víctima perdona y confía, repitiéndose el ciclo. 

Agregó que la familia es una red de apoyo fundamental, pero en ocasiones no se cuenta con ese apoyo, porque están lejos geográficamente o porque normalizan la violencia como forma de relación o de vida. 

Por lo tanto, se debe establecer otra red para tener mayor fuerza y resiliencia con personas de confianza como amigos, vecinos, iglesias, compañeros de estudio, de trabajo o con organizaciones dispuestas a brindar un acompañamiento completo a quien lo requiera. 

Factor social patriarcal 

“Cuando los niveles de violencia son bajos, se puede ayudar a los agresores. Hay un factor social patriarcal muy marcado a lo largo de nuestras generaciones, donde la violencia es la vía por la cual muchos solucionan los conflictos, normalizándose como una forma de actuar”, declaró.

Lamentó que no se haya enseñado al ser humano a controlar sus emociones, porque cualquiera se puede enojar frente a situaciones que los sobrepasan, pero el problema está en cuando se daña a otros en el proceso.  

Recalcó que no se puede desechar o culpabilizar a quien agrede totalmente, porque muchos hombres son criados por las mismas mujeres bajo el modelo patriarcal violento, donde se les impone comportarse erróneamente y eso se concibe como masculinidad. 

“Si se quiere un cambio, los hombres son parte activa de ese proceso ya que también necesitan sanar y transformarse, desaprender costumbres dañinas y aprender lo que genere bienestar social y colectivo”, indicó.

Finalmente, envió un mensaje a todas las mujeres que por razones económicas siguen al lado de quien las maltrata: “una pareja es para te complemente y no para que te dañe a ti y a tus hijos”. Recordó que algunas organizaciones ofrecen respaldo monetario, que pueden aprender un oficio y salir adelante sin importar las circunstancias.