Liberan a implicados en el asesinato de un líder indígena del Perú

El juez peruano Tony Quispe Yanqui decidió dejar en libertad a tres de los cinco acusados del asesinato del líder ambientalista indígena Roberto Pacheco, hecho ocurrido el 11 de septiembre.

Los beneficiados por la decisión son Hilario Mamaní, presunto autor intelectual, Rolando Becerra y Leonidas Munica, quienes permanecían detenidos desde el 3 de octubre por la División de Investigaciones de Alta Complejidad de la Policía de Perú.

El Quispe Yanqui tomó la decisión en una audiencia en la que se esperaba evaluar el pedido de prisión preventiva, a pesar de que la policía peruana entregó como evidencia audios que probarían la participación de los liberados en el crimen.

En las grabaciones de llamadas realizadas entre el 15 de agosto y el 8 de septiembre se escuchan conversaciones entre los implicados en las que parecían estar planeando el homicidio.

“Tengo una chambita para él, especialmente para él. No hables mucho porque es mi número legal. Es monte, es botado, no hay nada, cámaras, nada, es al toque nomás”, dice una voz identificada como Brandon Pinche a su interlocutor, identificado como Rolando Becerra.

En la conversación, becerra preguntó si se trataba de “tumbar a un gil”, a lo que Pinche respondió afirmativamente.

En las conversaciones grabadas también se habla de grupos de empresarios y funcionarios militares implicados en el hecho que, se presume, tenía por objetivo apropiarse de las tierras de forestación y reforestación, que estaban en propiedad del padre de Roberto, Demetrio Pacheco.

La decisión fue rechazada por autoridades y familiares

Debido a la naturaleza contundente de las pruebas, la decisión provocó el rechazo inmediato de funcionarios policiales, familiares y de la propia fiscalía, que acusó al juez de poner el pedido de libertad de los sospechosos antes de atender la petición de prevención preventiva que pesaba sobre ellos.

El abogado de la familia Pacheco, Ángel Quijandría, fue uno de los que expresó su preocupación por la decisión, sospechando que los acusados podrían darse a la fuga.

“¿Quién va a garantizar la presencia de estos señores en un futuro juicio oral? Ahora que tienen conocimiento de los hechos que los vinculan lo único que van a hacer es fugarse”, dijo el defensor.

Con información de Radio Madre de Dios, para Aler Contacto Sur