Vecinos del centro de Maracaibo denuncian “intimidaciones” de la GNB

Foto: cortesía

Aproximadamente 40 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se desplegaron este martes 07 de julio en las inmediaciones del sector Santa Rosalía, ubicado en el centro de Maracaibo, para dispersar a los comerciantes informales.

Los vecinos denunciaron que esto ocurrió cerca de las 9:30 de la mañana cuando fueron agredidos verbalmente por los funcionarios mientras estaban frente a sus casas, algunos vendiendo verduras y alimentos. Aseguraron que los amenazaron para que retiraran la mercancía porque de lo contrario, sería decomisada.

Foto: cortesía

“Los funcionarios de la guardia nacional llegaron con unas vulgaridades y una forma de agresión verbal hacia las personas. No dan ni los buenos días sino con vulgaridades y que van a agredir a uno físicamente. ¿Cómo conseguimos el pan de cada día? Por ejemplo, yo que tengo 6 muchachos pequeños, con eso nos ayudamos”, declaró a Radio Fe y Alergia Noticias uno de los vecinos.

Los habitantes de Santa Rosalía manifestaron que sintieron temor y decidieron resguardarse en sus hogares por miedo a ser detenidos y agredidos.

Piden soluciones, no más amenazas

Desde el cierre del Mercado “Las Pulgas”, más de 6 mil comerciantes informales quedaron a la intemperie sin ser reubicados ni recibir solución alguna que les permitiera seguir trabajando. Ellos viven de los ingresos diarios que perciben, razón por la cual se han aglomerado en algunos sectores de la ciudad.

Al menos en el sector Santa Rosalía, hace más de un año que no reciben las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Sus habitantes se dedican a la economía informal y no logran mantenerse sin trabajar a diario por las fallas en los programas de asistencia social impartidos por el gobierno.

“Me siento agraviado porque el gobierno no soluciona. Tenemos un año y pico que no llega el CLAP, ¿Cómo no salimos vender? Que nos den siquiera una medida, que nos llegue el CLAP y uno no sale, pero el CLAP no hay”, dijo uno de los comerciantes.

Igualmente continúan los dolores de cabeza por la falta de agua potable y los racionamientos eléctricos de hasta 6 horas diarias.

“El agua ayer se fue, la electricidad la quitaron de 7:00 de la noche hasta la 1:00 de la madrugada, ¿Qué pueblo aguanta esto?”, se preguntó uno de los vecinos de Santa Rosalía.