Nuevo ministro de salud de Brasil llega ante una gran crisis hospitalaria

Archivo

El nuevo Ministro de Salud de Brasil, el cardiólogo Marcelo Queiroga, y el cuarto nombrado por Bolsonaro, asume el cargo en medio de una gran crisis hospitalaria y un repunte de muertes por COVID-19.

El país suramericano alcanzó este martes 16 de marzo un récord de 2.841 fallecidos por Coronavirus en las últimas 24 horas, lo que comprueban los peores augurios sobre una pandemia fuera de control.

La crisis en los hospitales de todo el país se refleja en la ya escasísima disponibilidad de camas para hospitalizar pacientes contagiados de Coronavirus en las unidades de cuidados intensivos.

Con estos nuevos números Brasil suma ahora 282.127 muertes por COVID-19, una cifra superada solo por Estados Unidos.

El Ministerio de Salud también reportó 83.926 contagios en las últimas 24 horas, la segunda cifra más alta desde el inicio de la pandemia en febrero de 2020, para un acumulado de 11.603.535 casos confirmados.

Por otra parte, la campaña de vacunación también avanza lentamente y mientras tanto el nuevo titular de la cartera de salud indicó que hay que acelerar la inmunización y de medidas preventivas como usar máscaras y lavarse las manos con alcohol gel. 

Unas recomendaciones que contrastan con la retórica de Bolsonaro, quien constantemente desdeñó el uso de mascarillas y cuestionó la eficacia o la seguridad de las vacunas, sin contar sus críticas contra las medidas de confinamiento por su impacto económico.