Conmebol “no pesa ni un kilo” en las Eliminatorias

42

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) emitió un comunicado en relación a los hechos de violencia ocurridos en la sexta fecha de las Eliminatorias al Mundial de 2026. Los más notorios sucedieron en los estadios Maracaná, en Brasil, y en el estadio Nacional de Lima, en Perú.

La máxima instancia del fútbol Sudamericano “se lavó las manos como Pilatos” y rebotó el balón a la FIFA.

A continuación, el texto íntegro de la Conmebol sobre los incidentes de violencia:

“Tras los hechos ocurridos durante las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo 2026 y a fin de ofrecer información a la opinión pública, corresponde la siguiente aclaración:

La CONMEBOL condena toda forma de violencia y cooperará siempre con acciones que apunten a desterrar la violencia, el racismo, la xenofobia y la discriminación.

En este sentido, la Confederación Sudamericana viene trabajando sistemáticamente en la erradicación de este flagelo que afecta al fútbol sudamericano y mundial; y se pone a disposición para continuar colaborando en toda iniciativa que busque erradicar la intolerancia y la violencia en el deporte.

Así mismo, deja constancia que la CONMEBOL no es organizadora de las clasificatorias a la Copa del Mundo. La elaboración de las normas que rigen la clasificatoria, así como la decisión de abrir una investigación y la aplicación de eventuales sanciones, son atribuciones exclusivas de la FIFA.”

Agresiones en Brasil que refiere la Conmebol

El primero enfrentaba a la selección de Argentina. Antes del juego, fanáticos de ambas selecciones protagonizaron graves agresiones físicas. Por si fuera poco, funcionarios de seguridad también aplicaron un uso excesivo de la fuerza convirtiendo las pugnas en complejas batallas campales.

La actuación de los funcionarios de seguridad han sido cuestionada por varios actores ligados al mundo futbolero.

En Perú también se sumaron hechos violentos

Perú se vio envuelto en actos cuestionables que van desde la violencia de las policía hacia los migrantes venezolanos y jugadores de la Vinotinto, operativos migratorios xenofóbicos e impedimentos para surtir combustible al avión de la selección visitante.

La policía anunció un operativo cuyo objetivo era revisar el estatus migratorio de los fanáticos venezolanos que ingresaran al estadio para apoyar a la Vinotinto.

Pese a ello, el juego transcurrió con relativa tranquilidad. Sin embargo, la finalizar, la policía protagonizó actos violentos contra los jugadores al impedirles que entregaran sus camisetas a los venezolanos en Perú.

Este hecho generó pugnas, agresión física por parte de la policía y hasta una lesión. Tras estos incidentes, el defensa Nahuel Ferraresi salió herido en los dedos de la mano derecha.

Por su parte, la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) anunció que realizará gestiones por estos hechos ante distintos organismo “dentro y fuera del fútbol”.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.